La Casa Europa

La Casa Europa

Sol y Capitalismo: Calor y Contaminación


"Las naves espaciales Voyager-1 y Voyager-2 han detectado radiación cósmica de alta densidad que está afectando el clima en la Tierra y en otros planetas del Sistema Solar. Los cambios se han manifestado primordialmente como incrementos en la temperatura troposférica terrestre por encima de las fluctuaciones estándar. El calentamiento ha sido detectado en otros planetas del Sistema Solar, como en Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Plutón. Algunos satélites de Júpiter y de Saturno están experimentando cambios climáticos y calentamiento"
La causa fundamental de este calentamiento es la actividad solar, en un período de sol blanco, sin manchas o explosiones en superficie, que actúa como olla a presión multiplicando la actividad y la emisión de partículas y, lo que es más grave, reduciendo el viento solar que, con el escudo magnético de Van Allen, frena la radiación cósmica, procedente sobre todo de la cercana Vía Láctea.
Junto a estos hechos hay que considerar los variados movimientos de la tierra y del propio sistema solar en relación a la Vía Láctea, en cuyo brazo de Orión se halla nuestro sistema, aparte de la ya tratada precesión de los equinoccios y la órbita terrestre en torno al sol, en un ciclo de unos 26.000 años causado por el movimiento retrógrado de 50'27 segundos de grado anuales (360ºx60x60: 50'27= 25.780 años ciclo completo o año platónico), cuya influencia sobre el clima nadie pone en duda.
Aparte de estos hechos existe otra evidencia que los asalariados y siervos de las corporaciones y estados pretenden diluir y camuflar, profundizando en la política de la manipulación y confusión clásicas del capitalismo plutocrático. Tanto Hugo Chávez como Mahmud Ahmadineyad, en sus discursos en la cumbre de Copenhaguen, han puesto el dedo en la llaga del problema: el capitalismo y su enfermiza búsqueda del beneficio sin control por parte de los organismos responsables que, controlados por las mismas corporaciones, no son más que departamentos fantasma sin crédito ni prestigio que les avale ante la opinión crítica y meditada de una parte de la población perfectamente capacitada para comprender y abordar los problemas en su verdadera dimensión.
Tenemos, al menos, cuatro grandes problemas, globales y sin fronteras capaces de limitarlos para nadie: 
1º- El calentamiento progresivo e inevitable del planeta y sus múltiples  consecuencias locales y regionales.
2º- La contaminación marina, terrestre y aérea resultante de una industrialización privada del mundo y de la explotación salvaje, acientífica e irracional de los recursos naturales. Las exclusivas perspectivas de beneficio, de corporaciones y gobernantes a sueldo, atropellan desde el respeto al medio ambiente a los derechos y libertades de comunidades, sociedades y naciones.
3º- Un aumento demográfico, resultado de los avances en calidad de vida de la comunidad global, que obliga a una nueva consideración del tratamiento y explotación de, en primer lugar, los recursos acuíferos y su distribución. Más de 1.200 millones de personas no tienen actualmente acceso al agua potable. Con la misma urgencia, el planteamiento y programación global de la explotación agrícola y ganadera debe garantizar el acceso de más de 6.000 millones de personas a una alimentación suficiente, sana y equilibrada.
4º- El conjunto de las tres anteriores será causa de un aumento en la mutación de patógenos y la transmisión de nuevas enfermedades a gran velocidad, en muchos casos de lenta detección hasta que el número de casos diagnosticados supere los lindes de error habituales y reciba la consideración y definición de patología, tras los estudios correspondientes.
Un buen ejemplo de patologías derivadas de la contaminación son las alergias de todo tipo, cada día con mayor incidencia, sobre todo en la superlimpia població urbana cada vez más mermada de sus defensas naturales  y sometida a una alimentación química, transgénica y de dudoso valor nutritivo, carente de frutas y verduras y cimentada excesivamente en  carnes y dulces y un régimen de sedentarismo incompatible con las dosis de energía consumidas habitualmente.
A continuación, datos sobre lo dicho, imágenes y una última consideración: Hemos de cambiar, los que podemos hacerlo, nuestros malos hábitos, incluida la indiferencia que nos hace cómplices de la explotación y miseria de nuestros semejantes, conciudadanos del mundo, para que, un día cercano, ellos tengan también la oportunidad de decidir y, si cabe, equivocarse, rectificar y seguir adelante un día y otro. Hoy no tienen, demasiadas personas, ni tiempo ni alternativa para elegir o siquiera pensar.

No podemos abandonar a nadie, todos somos una parte de los demás. Si acaso alguien, atrapado en su egoismo, se siente y desea ser ajeno a toda costa y bajo este sistema capitalista anacrónico, inoperante y caduco, deberá saber a quien y a qué se enfrenta, y que la mayoría, la masa rebelada, consciente y científica, no tolerará ni aceptará su juego sucio, a ningún precio. 
Carles.


"Hay muchas otras grandes “burbujas” de radiación cósmica (viento interestelar) que chocan con el viento solar, lo cual causa cambios en la actividad solar y en el clima de los planetas del Sistema Solar".
"La Nube Cósmica Interestelar, situada arriba y adelante del Sistema Solar, se mueve alejándose del núcleo de la Vía Láctea a 15-20 kilómetros por segundo. Su movimiento es independiente del movimiento de las estrellas, pues está constituida por polvo, partículas y radiación electromagnética. se está acercando al Sistema Solar a una velocidad relativa de 37 kilómetros por segundo. Pensamos que nuestro Sistema Solar se encontrará con esa nube en cualquier momento durante los próximos años. Actualmente nuestro Sistema Solar está sufriendo el embate de enormes burbujas de polvo y radiación cósmica, pero estos no forman parte de la Nube Cósmica referida".
 http://www.worldbookonline.com/wb/Article?id=ar215080.
 http://www.astro.ufl.edu/~vicki/AST3019/MilkyWay.ppt

Los rayos cósmicos golpean fuerte la Era Espacial
"Naves espaciales de la NASA están midiendo flujos de rayos cósmicos que alcanzan sus niveles más altos en el último siglo como resultado de un profundo mínimo solar. Esto podría tener consecuencias relacionadas con la cantidad de escudos que necesitan llevar los astronautas para realizar misiones en el espacio profundo".
"En 2009, la intensidad de los rayos cósmicos se ha incrementado un 19%; más que cualquier valor visto en los últimos 50 años", dice Richard Mewaldt, de Caltech. "El incremento es importante y podría significar que necesitamos pensar otra vez en cuántos escudos contra la radiación llevan los astronautas que realizan misiones al espacio profundo".


Arriba: Núcleos energéticos de hierro, contados por el Espectrómetro de Isótopos de Rayos Cósmicos, ubicado a bordo de la nave espacial ACE, de la NASA, revelan que los niveles de rayos cósmicos han aumentado un 19%, respecto del máximo previo registrado durante la Era Espacial.
La causa de este incremento es el mínimo solar, un profundo período de calma en la actividad del Sol que comenzó alrededor del año 2007 y que continúa hasta la actualidad. Hace mucho tiempo que los investigadores saben que los rayos cósmicos se incrementan cuando la actividad solar disminuye. Precisamente ahora la actividad solar es la más débil registrada en tiempos modernos, lo cual prepara el escenario para lo que Mewaldt llama "una tormenta perfecta de rayos cósmicos".
"Estamos experimentando el mínimo solar más profundo en casi un siglo", dice Dean Pesnell, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), "así que no provoca sorpresa alguna que los rayos cósmicos estén en niveles récord para la Era Espacial".
Los rayos cósmicos galácticos provienen del exterior del sistema solar.
Son partículas subatómicas —principalmente protones, pero también hay algunos núcleos pesados— aceleradas a casi la velocidad de la luz por explosiones distantes de supernovas. Los rayos cósmicos causan "cascadas" de partículas secundarias cuando chocan contra la atmósfera de la Tierra y ponen en riesgo la salud de los astronautas. Un simple rayo cósmico puede inhabilitar un satélite si choca contra un circuito integrado.
El campo magnético solar es nuestra primera línea de defensa contra estas partículas altamente cargadas y energéticas. El sistema solar completo, desde Mercurio hasta Plutón y más allá, está rodeado por una burbuja de magnetismo llamada "heliósfera". Ésta nace de la dínamo magnética interna del Sol y se infla en proporciones gigantes por medio del viento solar. Cuando un rayo cósmico trata de ingresar al sistema solar, primero debe luchar para pasar por las capas externas de la heliósfera y, si logra atravesarla, hay una jungla de campos magnéticos esperando para dispersar y desviar al intruso.

 Concepto artístico de la heliósfera, una burbuja magnética que protege parcialmente al sistema solar de los rayos cósmicos.
"En tiempos de baja actividad solar, este escudo natural se debilita y una mayor cantidad de rayos cósmicos puede llegar hasta las regiones internas del sistema solar", explica Pesnell.
Mewaldt hace una lista de tres aspectos del presente mínimo solar que se están combinando para crear la tormenta perfecta:
1. El campo magnético solar es débil. "Ha habido un abrupto declive en el campo magnético solar interplanetario; ha llegado a 4 nT (nanotesla), respecto de su valor típico, que es de 6 a 8 nT", dice. "Este récord de bajo campo magnético interplanetario sin duda contribuye con el récord de alto flujo de rayos cósmicos" a generar la esperada tormenta.

2. El viento solar esta flaqueando. "Las mediciones realizadas por la nave espacial Ulysses (Ulises) muestran que la presión del viento solar se encuentra en su punto mínimo en los últimos 50 años", continúa, "de tal manera que la burbuja magnética que protege al sistema solar no está siendo tan inflada como es usual".
Una burbuja más pequeña proporciona a los rayos cósmicos un camino más fácil hacia el sistema solar. Una vez que un rayo cósmico entra al sistema solar debe "nadar corriente arriba", en contra del viento solar. La rapidez del viento solar a disminuido a niveles muy bajos en 2008 y 2009, haciendo más fácil que de costumbre que los rayos cósmicos puedan actuar.
3. La lámina de corriente se está aplanando. Imagine que el Sol se viste con una pollera de bailarina tan ancha como el sistema solar completo, con una corriente eléctrica que fluye a lo largo de sus pliegues ondulados. Esto es real y se llama "lámina de corriente heliosférica", una inmensa zona de transición donde la polaridad del campo magnético del Sol cambia de más a menos. La lámina de corriente es importante porque los rayos cósmicos son guiados por sus pliegues. Últimamente, la lámina de corriente se ha estado aplanando, permitiendo así a los rayos cósmicos un acceso más directo a las regiones internas del sistema solar.

La lámina de corriente heliosférica tiene la forma de una pollera de bailarina.
Crédito de la imagen: J. R. Jokipii y B. Thomas, Astrophysical Journal 243, 1115, 1981.

"Si el aplanamiento continúa, podríamos ver un aumento de los flujos de rayos cósmicos de hasta un 30% por arriba de los máximos registrados previamente en la Era Espacial", predice Mewaldt.
La atmósfera y el campo magnético de nuestro planeta proporcionan cierta defensa contra los rayos cósmicos extra. De hecho, hemos tenido experiencias peores en el pasado. Hace cientos de años, los flujos de rayos cósmicos fueron por lo menos de un 200% a un 300% más altos que cualquier medida que se haya tomado durante la Era Espacial. Los investigadores saben esto porque cuando los rayos cósmicos chocan contra la atmósfera producen un isótopo de berilio, 10Be, el cual está presente en el hielo polar. Examinando los núcleos de hielo es posible estimar el flujo de rayos cósmicos de hace más de mil años. Incluso con el reciente aumento, hoy los rayos cósmicos son mucho más débiles de lo que lo han sido en ciertas ocasiones durante el pasado milenio". (No se explica cuando y si esa incidencia causó calentamiento o, por el contrario, la miniglaciación desde el s.XV hasta el XIX).
"Hasta ahora, la Era Espacial ha experimentado un período de actividad de rayos cósmicos relativamente baja", dice Mewaldt. "Podríamos estar regresando ahora a los niveles típicos de los últimos siglos".
"Naves espaciales de la NASA continuarán monitorizando la situación, conforme se desarrolla el mínimo solar. Manténgase atento a las actualizaciones".

Gráficos actualizados a la última semana de las temperaturas oceánicas en superficie.
El primero, mensual desde 1984 hasta 2004; segundo: el presente año 2009; El tercero, desde 1984 con dataciones diarias.
Para ver el movimiento animado de la órbita del sistema solar y la nube cósmica en torno a la Vía Láctea. Es algo lenta la carga pero el resultado es impresionante:
http://www.nasa.gov/mpg/392351main_LindsayVis1HeliosphereMovie512x288.mpg

Copenhague, 17 de diciembre, RIA Novosti. Hugo Chávez, presidente de Venezuela:
"La actual actividad humana supera los umbrales de la sostenibilidad, poniendo en peligro la vida en el planeta; pero también en ello somos profundamente desiguales, quiero recordarlo. Los 500 millones de personas más ricas, ¡quinientos millones!, esto es el 7%, ¡siete por ciento!, seven por ciento de la población mundial. Ese 7% es responsable, esos 500 millones de personas más ricas son responsables del 50% de las emisiones contaminantes, mientras que el 50% más pobre es responsable de solo el 7% de las emisiones contaminantes. Por eso a mí me llama la atención, es un poco extraño llamar aquí a Estados Unidos y a China al mismo nivel. Estados Unidos llegará si acaso a 300 millones de habitantes; China tiene casi cinco veces más población que Estados Unidos. Estados Unidos consume más de 20 millones de barriles diarios de petróleo; China llega apenas a 5 o 6 millones de barriles diarios. No se puede pedir lo mismo a Estados Unidos y a China. He allí temas que hay que discutir. Ojalá pudiéramos los jefes de Estado y de Gobierno sentarnos a discutir de verdad, verdad, sobre estos temas".
"Luego, señor Presidente, el 60% de los ecosistemas del planeta están dañados, el 20% de la corteza terrestre está degradada. Hemos sido testigos impasibles de la deforestación, la conversión de tierras, la desertificación, las alteraciones de los sistemas de agua dulce, la sobreexplotación de los recursos marinos, la contaminación y la pérdida de la diversidad biológica. La utilización exacerbada de la tierra sobrepasa en un 30% la capacidad para regenerarla. El planeta está perdiendo la capacidad para autorregularse, eso lo está perdiendo el planeta; cada día se liberan más desechos de los que pueden ser procesados. La supervivencia de nuestra especie martilla en la conciencia de la humanidad".
"A pesar de la urgencia, han transcurrido dos años de negociaciones para concluir un segundo periodo de compromisos bajo el Protocolo de Kyoto y asistimos a esta cita sin un acuerdo real y significativo.
Y, por cierto, acerca del texto que viene de la nada —como algunos lo calificaron, el representante chino—, Venezuela dice y los países del ALBA decimos, la Alianza Bolivariana, que no-sotros no aceptamos, desde ya lo decimos, ningún otro texto que no sea el que venga de los grupos de trabajo, del Protocolo de Kyoto y de la Convención, son los textos legítimos que se han estado discutiendo con tanta intensidad en estos años y en estas últimas horas. Creo que ustedes no han dormido; además de que no han almorzado, no han dormido, ¿eh?, no me parece lógico que salga un documento de la nada, como dicen ustedes".
"El objetivo científicamente sustentado de reducir la emisión de gases contaminantes y lograr un convenio de cooperación a largo plazo, a todas luces, hoy, a esta hora, parece haber fracasado, por ahora. ¿La razón cuál es? No tenemos duda, la razón es la actitud irresponsable y la falta de voluntad política de las naciones más poderosas del planeta...".

"Señor Presidente, el cambio climático no es el único problema que afecta hoy a la humanidad; otros flagelos e injusticias nos acechan, la brecha que separa a los países ricos y pobres no ha dejado de crecer, a pesar de todos los Objetivos del Milenio, la Cumbre de Monterrey sobre financiamiento, todas esas cumbres —como decía aquí el Presidente de Senegal, denunciando una gran verdad, promesas y promesas y promesas incumplidas, y el mundo sigue su marcha destructiva".
"El ingreso total de los 500 individuos más ricos del mundo es superior al ingreso de los 416 millones de personas más pobres. Los 2 800 millones de personas que viven en la pobreza, con menos de dos dólares al día, y que representan el 40% de la población global, ¡ese cuarenta por ciento de la población global!, obtiene solo el 5% del ingreso mundial".
"Hoy mueren al año unos 9,2 millones de niños antes de alcanzar el quinto año de vida, y el 99,9% de estas muertes ocurre en los países más pobres. La mortalidad infantil es de 47 muertes por 1 000 nacidos vivos; pero es de solo 5 por cada 1 000 en los países ricos. La esperanza de vida en el planeta es de 67 años, en los países ricos es de 79, mientras en algunas naciones pobres es de solo 40 años.
Adicionalmente existen 1 100 millones de habitantes sin acceso al agua potable; 2 600 millones sin servicio de saneamiento; más de 800 millones de analfabetos y 1 020 millones de personas hambrientas. Ese es el escenario del mundo.
Ahora, la causa, ¿cuál es la causa?
Hablemos de la causa, no evadamos responsabilidades, no evadamos la profundidad de este problema. La causa, sin duda —vuelvo al tema—, de todo este desastroso panorama es el sistema metabólico, destructivo del capital y su modelo encarnado: el capitalismo...".

Copenhague, 17 de diciembre, RIA Novosti. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, declaró hoy que el capitalismo y la economía liberal son las principales causas del calentamiento global.
"El capitalismo y la economía liberal destruyen la naturaleza siendo las principales causas del calentamiento global", manifestó Ahmadinejad al intervenir en la cumbre de la ONU sobre el Clima en Copenhague.
Señaló que el consumo de energía en EEUU, donde vive sólo un 5% de la población mundial, crece de forma desproporcionada y que el presupuesto militar de ese país es comparable al presupuesto militar del resto del mundo.
"El consumo de energía crece debido a la propagación de las ideas y valores materialistas de la sociedad de consumo que destruyen el entorno", dijo Ahmadinejad explicando que la única solución consiste en volver a los "valores divinos y humanos".



Archivo