La Casa Europa

La Casa Europa

diumenge, 27 de novembre de 2016

Cuba, la protectora de los niños en la cuna

Existen diversas teorías respecto al origen de la palabra Cuba, aunque en mi opinión la ignorancia de los clásicos y de los conquistadores que la nombraron -cuando el Renacimiento y la imprenta de Gutenberg los habían convertido en best sellers en toda Europa- hace que nadie haya acertado ni un poco. Una de las hipótesis afirma que es una deformación de la palabra taína cubanacán que es el nombre con que los nativos de la isla Española se referían a este territorio, según lo escrito en el diario de navegación de Cristóbal Colón; sin embargo esta propuesta ha sido criticada por el hecho de que no se conserva el diario original, sino una versión resumida, a partir de la cual se hace tal afirmación sin respaldo alguno.

Otra, aún más peregrina, es que el nombre proviene de la palabra árabe coba, que se usa para designar una mezquita con cúpula y que la isla habría sido bautizada de esa manera por la forma de las montañas vista desde Bariay, el primer sitio de Cuba en que Colón desembarcó. Igualmente existe una hipótesis de que la isla fue bautizada en honor a la localidad portuguesa de Cuba, siendo esta idea defendida principalmente por aquellos que sostienen que Cristóbal Colón era de origen portugués.

Pues no. Cuba era uno de los nombres de la diosa madre romana Juno, la Hera o 'Señora' de Zeus y los helenos, y esposa de Júpiter, el Zeus o "padre de todos" ancestral de los latinos. Y, también como Lucina -la cristianizada Lucía o Candelaria- era protectora de las mujeres desde el parto hasta la crianza de los niños en términos y tradiciones que hoy el cristianismo ha robado, copiado y sepultado bajo tinieblas de ignorancia y manipulación. Cuba era Juno como "Diosa protectora de los niños en la cuna", y también del sueño de los infantes, alejando lamias y súcubos malignos, o las tres 'Cura': Divinidades vengadoras: Inquietud, Preocupación y Tormento. -lo que hoy llamaríamos enfermedades y que incluso Paracelso denominaba también silfos en sus textos de medicina a prueba de la Inquisición. La Cubula era en Roma, y el imperio todo, el "pastel sagrado para festejar a Cuba y a las visitas al recién nacido".

Y es, además, un nombre cuyo origen se remonta a milenios antes, cuando la Gran Diosa era conocida como la protectora de las ciudades amuralladas: Kubaba, Kubele o Cybebe, Cybela, Cybele es a la vez un monte de Frigia (actual Anatolia occidental, el homérico Monte Ida o Dyndimo, sede de la diosa junto a Troya) y el nombre de la propia diosa Cibeles, hija del cielo y madre de los dioses, también llamada Rea, Tierra, Opis, Berecintia, Hestia, Vesta, Ceres, Señora del Ida o Dyndimae... etc.

Coronada con una corona almenada -poliada- es la protectora de las ciudades, con sus muy variados nombres particulares. Y con su hijo y amante eterno Attis niño en el regazo será más tarde el modelo de las infinitas vírgenes cristianas o con él muerto el de las Pietás. Sin la corona es representación de la Isis sincrética de época imperial romana (Cibeles-Ceres-Deméter), con Harpócrates -su primer iniciado en lo misterios-, o con Demoofonte, el enfermizo hijo de Celeo y Metanira, sobre la falda, ejerciendo su poder curativo. Le estaba consagrada especialmente la adormidera u opio por su capacidad analgésica y soporífera.

Los Coribantes o Quindecimviri (Quince hombres, castrados y con ropas de color azafrán que hacían de apóstoles de la diosa por el mundo hace ya 5.000 años), eran los sacerdotes de Cibeles, también el "Cybelesta o Sacerdote de Cibeles cuidador del fuego sagrado eterno, como el de Cybeles y Εσθια -225 en gematría, la órbita de Venus-, Hesthia, Vesta.

Los Curetes (Dáctilos) eran antiguos y míticos sacerdotes de Rea-Apia, esposa de Ouranos y luego de su hijo Kronos y Señora de las Aguas creadora de la Vía Láctea (post. Ceres-Cibeles) ya en la Creta minoica, y luego en el monte Ida de Anatolia, protectores de Zeus niño. Los púberes y adolescentes eran los protectores de los niños destetados. Su importancia -y ritos secretos- es enorme en toda la tradición greco-romana, especialmente entre los guerreros, pues los Digiti Idaei, los Dáctilos del monte Ida, eran los inventores del fuego y la metalurgia. Los Telquines. Así Curisis o Curitis es Juno como protectora de los guerreros armados con pica (curis).

Otra de las advocaciones olvidadas de Juno y sus vestales, las maestras de párvulos y niños de la época, es como Educa, Edula o Edulia, Edusa: Diosa de la comida, protectora de la alimentación infantil, cuyas sacerdotisas enseñaban a madres nobeles y niños a comer bien, masticar, cocinar... A destacar Deverra: Diosa de la limpieza de las casas, representada por una escoba -o dos- que se ponían junto a las jambas para evitar que entraran espectros, demonios o lamias en la casa o para que se fuera pronto el huésped molesto.

Y no es de extrañar que la diosa Cuba sea quien guarde un sincretismo cubano que se inició hace siglos, cuando los esclavos africanos, traídos a la isla por los colonizadores españoles, tuvieron que recurrir a las imágenes católicas para identificar públicamente a sus orishas mayores. De tal forma, Ochún-Ogún se identifica con la Caridad del Cobre, Changó con Santa Barbara, Yemayá (en la imagen) con la Virgen de Regla, Babalú Ayé con San Lázaro y Obatalá con la Virgen de Las Mercedes. En la fiesta de la diosa de las aguas yoruba -Yemayá- llevan los creyentes a la iglesia católica en sus manos un ramo de flores y una muñeca negra que simboliza a los antepasados arribados de Africa.

Algunos términos relacionados con el culto romano a Juno y Cibeles:

Candelifer: Tert. Que lleva antorcha (tia, tea): Diana Lucila, la Virgen de la Candelaria o Santa Lucía cristianas. Dendróforo. Erínia.
Canticum: Apul. Canto mágico, encantamiento.
Cantor: Apolo, dios del canto.
Cantus: Encanto, fórmula mágica.
Caper: Capricornio (const.).
Capillaris arbor: Árbol donde las vestales colgaban sus cabellos antes de consagrarse a Vesta (como las/ los monjas/es católicos).
Capillatus: Insc. Que tiene cabellos, sacerdote de Cibeles.
Capital: Velo con que los sacerdotes se ceñían la cabeza en los sacrificios.
Capitolinus Júpiter (Cic. Tonans): Júpiter Capitolino, adorado en el Capitolio. Se coronaba con una guirnalda de ramas de encina (Capitolina quercus) al vencedor de los juegos Capitolinos (ludi).
Capra: Capella, La Cabra, estrella principal del Cochero o Auriga.
Caprigeni: Los Sátiros o Faunos, nacidos de cabra.
Caprotina: Juno (gr. Hera), por la piel de cabra con que se cubría.
Capta: Ov. Acogedora, Minerva.
Capys: Ov. Hijo de Asáraco, padre de Anquises (gr. Agkises), abuelo de Eneas (gr. Aineas) y bisabuelo de Yulo, antepasados míticos de todas las familias o 'gens' romanas.
Cardea: Diosa protectora de las puertas.
Carmenta: Ninfa adivinadora, madre de Evandro el arcadio, Nicostrate, que preside el nacimiento. Por su puerta salieron los 306 Fabios, muertos en emboscada un 18 de julio (Septilius) del s.V (nefasto después para los romanos) por los tirrenos o etruscos de Veyes, que vencería Furio Camilo casi cien años después. A sus versos se llamaba Carmina y sus fiestas eran el 11 de enero. Carmenta, Lima.
Carmentes: Mujeres que vaticinaban el destino de los recién nacidos.
Carna: Macr. Divinidad protectora de los órganos del cuerpo.
Carnea lex: Prud. La ley humana.
Carun: Carun, dios etrusco, para unos Kronos, dios del tiempo, y para otros Caronte, barquero del Averno o Hades. Podría ser un recuerdo de los tirrenos, antiguos frigios, luego etruscos, y el culto pelásgico a Ker o Carya, la hamadríada o Diosa Madre del Nogal, y de sus reyes-héroes-chamanes agrícolas, sacrificados y deificados al fin de su reinado.
Carya Diana: Diana (gr. Ártemis, en gematría jónica, 365). Antigua Car, Ma Caria o Ker, hamadríada y sacerdotisa del nogal (Carua: nogal). Era Carmenta o Cardea, como diosa profética, y Ancharia, Némesis como diosa del destino, así como la parca o moira Clotho y las Erínias o Euménides, protectoras de los meses del año lunar.
Caryatis: Diana, la Luna. Ártemis. Sacerdotisa vestal en templos de la diosa.
Caryatides: Sacerdotisas vírgenes de Diana. Columnas con la forma de las antiguas sacerdotisas muertas -hermas- realizadas en mármol a imitación de los troncos ancestrales, conservadas y recientemente restauradas en el Erecteion de la Acrópolis de Atenas, templo de las ancestrales diosas madres sincretizadas en la Palas Atenea o Cibeles local.

Facelina: Diana en Sicilia. Hyg. La balsa en que Orestes condujo su estatua desde Escitia a Italia.
Falcifer senex: Saturno, armado de hoz.
Fanaticus: Juv. Sacerdote de Cibeles, Belona o Isis.
Fatuus: Nombre antiguo de Faunus, Fauno o Pan. Chistoso, alocado, bufón.
Fauna: Fauna, esposa de Fauno, la Bona Dea, Marica, Femenil, Sevina o Diva. Sus rituales nocturnos estaban prohibidos a los hombres. Sus ritos, como los de Fauno y las Ninfas, fueron asimilados a Dionisos- Baco en época imperial.
Faunus: Dios de la fecundidad de campos y rebaños, identificado con Pan.
Faustitas: Hor. Divinidad protectora de la fecundidad de los rebaños (como Fauno).
Februa: Ramas de pino usadas en las Lupercales.
Februalis: Juno, la que purifica.
Februus: Dios infernal de los etruscos.
Felicitas: La Felicidad, diosa.
Femenil: La Bona Dea, Marica, Sevina, Fauna, esposa de Fauno-Pan.
Feralia: Fiestas de los dioses manes.
Feronia: Diosa de los libertos.
Fessonia: Aug. Diosa invocada en las enfermedades, trabajos y fatigas.
Fides: Cic. Personificación de la Buena Fe.
Fides, Fidicula, Fidis: Pl., Col. La Lira de Alción (const.), aedo lanzado al agua por los marineros, para calmar la tempestad que les aterraba, y que fue salvado por un cardumen de delfines.
Filia: Cic. Hija.
Filiola: hijita.
Filius: Nep., Virg. Hijo.
Filiolus: hijito.
Filiaster: Inscr. Yerno, hijastro.
Filiastra: Inscr. Nuera, hijastra.
Flammipotens: Vulcano.
Flora: Esposa de Céfiro, diosa de las flores.
Florifertum: Ofrenda a Ceres de las primeras espigas.
Fluonia, Fluvionia: Juno, como señora de los ríos.
Fons, Fontanus: Dios de las fuentes, hijo de Jano.
Fontana: Insc. Diosa de las fuentes.
Fontigenae: Las Musas, nacidas de las fuentes.
Fornax: Insc. Diosa de los hornos.
Fructesea: Diosa de los frutos de la tierra: Flora.
Fulgora: Insc. Diosa de los relámpagos.
Fulminator: Insc. Júpiter: que fulmina, con el rayo.
Furina: Diosa celebrada el 25 de julio.

Gallae, galli: Sacerdote/s, de Cibeles. Acad. Kallu.
Galliambus: Canto de los sacerdotes de Cibeles.
Genita Mana: Diosa de los menstruos.
Genius: Genio tutelar, protector particular de cada hombre, por quien velaba desde el nacimiento: cada lugar, ciudad, estado o casa tenía su genio tutelar, a quien se invocaba y hacían sacrificios, compartiendo con él alegrías y tristezas. Se les consagró el mes de diciembre para que favorecieran el año nuevo. Serv.: “Denominaban genio los antiguos al dios natural de cada lugar, casa u hombre”. Se imaginaba con alas.

Hamadríada: “Nacida del mismo árbol”: Dríada o ninfa de los árboles, sacerdotisa de la Diosa Madre Rea-Cibeles, cuya vida estaba ligada a uno de ellos, como la del rey estacional y, antiguamente, la de cada ser humano. A su muerte se talaba el árbol y con su madera se levantaba la pira funeraria. Non sine Hamadryadis fato cadit arborea, Aus. No cae el árbol sin la muerte de la Hamadríada.
Hécate: Hija de Júpiter y Letona, identificada con Diana infernal, diosa de los encantamientos.
Hécuba: Esposa de Príamo y madre de Héctor, Paris y Casandra.
Helice: Una Danaide. La Osa Mayor.
Helvina Ceres: Ceres entre los galos helucos.
Hera, gr. Ηρα: Hera, La Señora, nombre griego de Juno, esposa de Júpiter-Zeus.
Hilaria: Ov. Una parte de las fiestas de Cibeles y Attis, en marzo, precursoras de la pasión cristiana. San Hilario era el patrón de los Templarios.
Hostia: Víctima, animal para el sacrificio, especialmente ovejas (agna: oveja joven, lechal; espiga).

Ia: Arn. Violeta. Hija de Midas, esposa de Attis.
Iaera: Ninfa de los bosques del monte Ida, hamadríada.
Ianus: Jano, dios de la guerra, los umbrales y los inicios. También Eamus, Patulcius (abierto), Clusius: Cerrado, Claviger: Portallaves, Quadrifons: de Cuatro Rostros, Quirinus (como Rómulo) y Reparator.
Idalie: Venus de Idalia, ciudad de Chipre.
Ilithyia: Sobrenombre de Diana y Juno Lucina, protectoras de las parturientas.
Initialia: Iniciación en los misterios de Ceres.
Insitor: Divinidad campestre de los injertos.
Intercidona: Una de las tres divinidades que protegían el sueño de las mujeres contra los silvanos (íncubos y súcubos).

Jaculatrix: Diana, “que lanza el dardo”.
Jana: Diana o la Luna, diosa de los pasos o tránsitos.
Jovialis: De Jove o Júpiter (planeta).
Jubar: Venus matutina.
Juno, Iuno, gr. Ηρα: Juno, hermana y esposa de Júpiter-Zeus.
Júpiter: Cic. Hor. Virg. El cielo, la atmósfera, el éter. Padre de los dioses, el Zeus griego y Dyaus Pita indoeuropeo. Poros, Perkunas, Hadad, Adad, Teshub, Marduk, Nebiru, Shulpaea, Enki, Ea, etc.
Jus-pater: Las leyes paternas.

Lethe: Ov., Luc. El Léteo, río de los infiernos cuyas aguas producían el olvido en los muertos.
Lethusa: Apul. Adormidera, planta papaverácea.
Letus: Inscr. Dios de la muerte.
Leucadius: Ov. Apolo, con un templo en la isla de Léucade.
Leucetius: Inscr. Marte.
Leucogaea, gr. λευκογαια: Plin. De tierra blanca, galactitis.
Leucoion gr. λευκοιον: Col. Violeta blanca.
Leucon: Garza blanca. Ov. Perro de Acteón.
Leuconotus: Vitr. Sen. Viento del sudoeste.
Leucophyna, gr. Λευκοφρυνε: Tac., Arn. Diana entre los Magnesios.
Leucothea, gr. Λευκοθεα: Cic. Diosa del mar, llamada también Matuta e Ino. Stat. La Aurora.
Leucothoe: Ov. Hija de Orcamo, rey de Babilonia, amada de Apolo.
Leva: Peut. Nombre de una diosa venerada por los bátavos.
Levana: Aug. Diosa protectora de los recién nacidos.
Libentia: Plaut. Diosa de la alegría.
Libentina: Virg., Aug., Cic. Diosa del placer.
Liber: Varr. Cic. Antigua divinidad latina, después identificada con Baco y el vino.
Liberator: Tac. El que liberta, el libertador, epíteto de Júpiter.
Liberatrix: Prosp., Eccl., Inscr. Libertadora: Ceres o Deméter.
Libertas: Cic., Liv. Diosa de la Libertad.
Libethra, gr. Λειβεθρα: Mel., Plin. Fuente de Tesalia o Tracia consagrada a las Musas.
Libitina: Hor., Phaedr., Suet. Libitina, diosa en cuyo templo se guardaban todos los objetos referentes a los funerales. Hor., Juv. La Muerte. Plut. Venus como Proserpina.
Libo: Ofrecer libaciones a los dioses.
Libyssa: Fest. Ceres. Lima: Arn. Diosa que velaba en los umbrales de las puertas. Cardea, Carmenta.
Limnatis, gr. Λιμνατισ: Tac. Ártemis (gr.: "Sano y salvo"), Diana como protectora de los pescadores, la virgen del Carmen o "Canto, canción, encantamiento".
Limones (de limus: barro, cieno, lodo, fango, limo): Arn. Una especie de divinidades.
Liomoniades, gr. Λειμονιαδεσ: Serv. Ninfas de los prados.
Limus: Virg. Especie de vestido con un bordado, en una franja o banda de púrpura, para uso de los sacerdotes flámines, sacrificadores a los dioses.
Lino: Untar, ungir, dar unturas, embadurnar, lutar. Relacionado con el dios Lino de muchos cultos agrícolas indoeuropeos, ligados a ritos de iniciación y a juegos tribales. El perf. es Levi en Horacio, Livi en Cato y Col., y Lini en Prisc.
Linus, gr. Λινοσ: Virg. Hijo de Apolo y de Terpsícore, hábil tañedor de lira y maestro de Orfeo. Plin. Fuente de Arcadia.
Lio: Tert. Untar algo para unirlo.
Lira, gr. Λειροσ: Col., Non. La tierra que se levanta entre dos surcos (gr. πολοσ).
Liturgus: Cod. Th. Esclavo público.
Lochia, gr. Λοχεια: Diana Lucina, protectora de los nacimientos. Nundina.
Lúa (de luo: bañar, lavar): Varr., Liv., Gell. Diosa de las expiaciones o lustraciones. Se le consagraban, quemándolas, las armas tomadas al enemigo.
Lubentia: Plaut. Diosa de la alegría y el placer.
Lubentina: Varr., Cic., Aug. Diosa de la voluptuosidad.
Lucar (de lucus): P. Fest. Impuesto sobre los bosques sagrados.
Lucaria: Macr. Fiestas de los bosque sagrados.
Lucerenses: Los Luceres o Lucerios, una de las tres tribus en que Rómulo dividió el pueblo romano.
Lucetia (de lux: luz): Gell., Serv., Capel. Juno, Iuno, Hera. Tal vez la antigua Diana Lucina, protectora del parto.
Lucetius: Gell., Serv., Capel. Júpiter.
Lucifer: Cic., Plin., Ov. La estrella (planeta) Venus, lucero de la mañana. Vulg. Lucifer, jefe de los infiernos. Gr. y Heb: Satán: “Enemigo”; caudillo de los ángeles caídos.
Lucifera: Cic. Que hace luz: Diana (la luna).
Lucina: Plaut. Ter. Virg. Diana Lucina, protectora del parto. Lucinam pati, Virg., parir las vacas.
Lucrii: Arn. Dioses que presidían las ganancias.
Lucus: Bosque sagrado. Lucus est arborum multitudo cum religione, Virg., se entiende por lucus la multitud de árboles consagrados por la religión.
Lunus: Spart. La luna adorada bajo forma masculina (Saule, Surya, Chandra).
Luperca, de lupa, loba: Arn., Lact. Luperca, antigua divinidad romana, tal vez Acca Larentia; la loba que amamantó a Rómulo y Remo.

Glosario de los dioses latinos: Faba-Mysteriarches

Cuba ocupa hogaño el puesto 67º en el Índice de desarrollo humano elaborado por la Organización de las Naciones Unidas, y el 4º entre los latinoamericanos, solo por detrás de Argentina, Chile y Uruguay. En 2015, Cuba tenía el 3° IDH en Latinoamérica. De acuerdo con datos de la ONU, es el único país del mundo que cumple los dos criterios que, para la organización WWF, significan la existencia del desarrollo sostenible: desarrollo humano alto (IDH 0,8) y huella ecológica sostenible (huella < 1,8 ha/p).

Ignacio Ramonet: El Fidel que conocí


Fidel ha muerto, pero es immortal. Pocos hombres conocieron la gloria de entrar vivos en la leyenda y en la historia. Fidel es uno de ellos. Perteneció a esa generación de insurgentes míticos –Nelson Mandela, Patrice Lumumba, Amílcar Cabral, Che Guevara, Camilo Torres, Turcios Lima, Ahmed Ben Barka– que, persiguiendo un ideal de justicia, se lanzaron, en los años 1950, a la acción política con la ambición y la esperanza de cambiar un mundo de desigualdades y de discriminaciones, marcado por el comienzo de la guerra fría entre la Union Soviética y Estados Unidos. En aquella época, en mas de la mitad del planeta, en Vietnam, en Argelia, en Guinea-Bissau, los pueblos oprimidos se sublevaban. La humanidad aún estaba entonces, en gran parte, sometida a la infamia de la colonización. Casi toda Africa y buena porcion de Asia se encontraban todavía dominadas, avasalladas por los viejos imperios occidentales. Mientras las naciones de América latina, independientes en teoría desde hacia siglo y medio, seguían explotadas por privilegiadas minorías, sometidas a la discriminación social y étnica, y a menudo marcadas por dictaduras cruentas, amparadas por Washington.

¡Hasta siempre comandante!

Querido pueblo de Cuba: Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo, que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche, falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. En cumplimiento de la voluntad expresa del compañero Fidel, sus restos serán quemados. En las primeras horas de mañana sábado 26, la Comisión Organizadora de los funerales brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la Revolución Cubana. ¡Hasta la victoria siempre!

http://elcolomimissatger.blogspot.com.es/2010/10/glosario-de-los-dioses-latinos-caballus.html

dimarts, 15 de novembre de 2016

En los Hauts-de-France: charlas itinerantes por Jean-Marc Rouillan

Jacques Kmieciak: Formado en su suroeste natal en la escuela española de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), Jean-Marc Rouillan se convirtió en un marxista “orgulloso de su pasado anarco”. El antiguo activista del grupo Acción directa, convertido en escritor militante, peregrina a los Hauts-de-France (región del norte que incluye Calais. NdT.). Su discurso seduce a un público heteróclito que se pregunta sobre los medios a poner en práctica para acabar con el “viejo mundo”. Un público que reivindica perspectivas innovadoras hoy bloqueadas “por los vigilantes del consenso y la amnesia”, según Jean-Marc Rouillan. O cómo poner la memoria de las luchas post-mayo de 1968, al servicio de los combates contemporáneos.

La voz es pausada. La mirada llena de malicia. El propósito desprovisto de sectarismo. El tono … polemista justo lo que hace falta, excusa para liberar la palabra de su interlocutor. Como en febrero pasado, durante su primer paso por Liévin (Pas-de-Calais), Jean-Marc Rouillan hizo lleno en el Lugar auto-gestionado (LAG) ese sábado, 22 de octubre de 2016. Y sedujo a sus huéspedes. El antiguo militante del grupo Acción directa fue invitado a presentar su última obra ‘Yo lamento’. Un libro escrito tras su reencarcelamiento en 2008 (1).

“En esa época, se me ha reenviado a prisión durante dos años y medio. El Tribunal de Casación argumentaba que no había lamentado nada. ¿Lamentar qué, de hecho? Yo no las tenía todas conmigo. Era necesario que eso saliera. De donde la idea de escribir un libro sobre el modelo del Yo me acuerdo de Georges Pérec”, subraya.

Y de recordar que la reciente aparición de ese opus no tiene nada que ver con su actualidad judicial. Esta narración no es pues la expresión de una negación cualquiera de un hombre comprometido con el frente de clase desde su adolescencia, “niño rebelde” que era de una “generación tomada por el hambre canina de los sans-culottes (revolucionarios de 1789. NdeT.)”.

Jean-Marc Rouillan con Dominique Laneres, un antiguo de la Izquierda proletaria, que organiza asambleas en Lille de cara al boicot de las elecciones presidenciales.

No renegando pues de su pasado revolucionario, Jean-Marc Rouillan desgrana aquí sus recuerdos militantes, ciertamente contento de haber, entre la multitud de Mayo del 68, “vivido sobre la cresta de las olas tiempos apasionantes”. Tiempos “de exceso, de entusiasmo hasta el sacrificio, de amistad entre los combatientes y de la fraternidad proletaria enfrentada a la represión dirigida por los esbirros de la burguesía”. Una obra en la que lo expone todo, tanto una memoria carcelaria y amorosa como sus prejuicios culturales, especialmente musicales.

En la escuela del anti-parlamentarismo

En la sala: ecologistas, antiguos maoístas, anarcosindicalistas, los del decrecimiento, los que apoyan a los migrantes en Calais, militantes comunistas nostálgicos de la URSS, libertarios, un puñado de antifascistas, de demócratas… Incluso partidarios del RC Lens. Jóvenes y menos jóvenes, parados, precarios, jubilados, activos, ansiosos por levantar en alto la bandera de la resistencia, y cariñosos con el partido, fieles al espíritu internacionalista que animaba a los Comuneros con esperanzas de insurrección… Y todos cuestionándose la necesaria convergencia de las luchas para conseguir derrocar al “viejo mundo”.

Se ha hablado mucho de la prosecución del espíritu unitario de base nacido del desafío a la ley Khomri El, de la elección presidencial de 2017 en Francia, que “contamina la reflexión y dificulta la movilización”, del sentido de una llamada a la abstención a través de propuestas de boicot activo (sabotaje de los paneles electorales, perturbación de los mítines, establecimiento de un tribunal popular para denunciar los crímenes de la burguesía…), huelga general.

Pero también de la manera de pensar la autonomía política o el ilegalismo entre la multitud de la difusión, en preestreno, de Ni Dios, ni amo, historia del anarquismo, un documental realizado para Arte por Patrick Barbéris y Tancrède Ramonet. O aún de la fascistización de la sociedad francesa a través de los atentados a la separación de poderes o la aparición de un Estado policial bajo el pretexto de la lucha contra el islamismo. Y, en fin, la limitación de la libertad de expresión mediante las leyes antiterroristas.

Amordazar la palabra

Una limitación liberticida por la que Jean-Marc Rouillan ha pagado, como otros militantes -sindicalistas, huelguistas, luchadores de las ciudades, o autónomos estos últimos meses en Francia- un alto precio a través de una condena, el 7 de septiembre, de ocho meses de prisión, por una presunta “empatía” con los terroristas de Daesh (2). Una organización nacida de las intervenciones del imperialismo estadounidense y británico en Irak, de la que sin embargo él nunca ha cesado de denunciar la “ideología mortífera y reaccionaria”. Un recurso de suspensión ha sido hecho de la decisión y, aquí en el corazón de la cuenca minera del Pas-de-Calais, un comité de apoyo “para exigir su liberación” estaría en vía de formación (3).

Esta velada ofreció así la oportunidad de expresar la solidaridad con un hombre al que el Estado francés, aliado de las dictaduras de Qatar y Arabia Saudita y hoy día culpable de crímenes de guerra en Yemen, trata de silenciar la voz disonante “insoportable para el poder”, como lo subraya la petición de apoyo lanzada por el Colectivo para la retirada de los cargos contra Jean-Marc Rouillan (4). Para este último, no es sin embargo cuestión “de aislar mi caso de las personas que han tenido problemas con la justicia”.

La “esperanza de la Revolución”

Formado en su suroeste natal, en la escuela española de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), Jean-Marc Rouillan se convirtió en un marxista “orgulloso de su pasado ‘anarco'”. El hombre busca menos convencer de la exactitud de su análisis que a reunir más allá de las generaciones y corrientes de pensamiento que alimentan la galaxia de esta izquierda rupturista.

Tras su paso por Amiens, dos días antes, en apoyo a los sindicalistas de Goodyear maltratados por el aparato del Estado y esa parada en Liévin aderezada con una etapa nocturna al pie de la estela puesta por los maoístas en homenaje a los “42 mineros enviados a la muerte” en las hulleras, una mañana de diciembre de 1974, Jean-Marc Rouillan debía proseguir su gira en los Hauts-de-France con un programa en la Radio del Campus en Lille, tras un encuentro con militantes de la CGT. Y llevar así la esperanza colectiva de un mañana mejor… por fin.

Una asociación de jueces, reprochándole su “obstinación” a permanecer fiel a sus ideales insurreccionales de juventud, le habría sugerido “tomar conciencia de que estás solo”. Y no, no parece “sólo” Jean Marc Rouillan…

Notas:
(1) Condenado en 1989 a cadena perpetua por la ejecución del general René Audran, Inspector General de Armamento en 1985 y del CEO de Renault Georges Besse en 1986, Jean-Marc Rouillan se benefició de un régimen de libertad condicional en 2007, después de veinte años de detención, antes de ser devuelto a la cárcel al año siguiente por comentarios hechos en el semanario L’Express.
(2) El Estado francés le reprochaba haber dicho, en una entrevista en Radio Grenouille (Radio Rana, un medio de comunicación marsellés sin embargo confidencial ), que los yihadistas “lucharon con coraje” a sabiendas de que había “dos o tres mil policías alrededor de ellos”. Durante su juicio en París, el 25 de junio de 2016, Gérald Pandelon, su abogado, ha recordado que era “más bien un juicio de valor lo que se le reprochaba, el de haber calificado de valientes a los autores de los atentados explicando, en varias ocasiones, su desacuerdo con los actos que habían cometido”. Un juicio de valor que “se basa en una base exacta de facto, a saber, las condiciones suicidas en las que los autores actuaron”. Una toma de posición “bajo la libertad de opinión”, insisten sus partidarios .
(3) Para más información, contactar con los amigos de Joseph Tournel: amistournel@gmail.com
(4) El enlace: https://blogs.mediapart.fr/ibanez-martinez-amparo/blog/220616/apres-le-23-juin-le-24-juin-abandonner-les-poursuites-contre-jean- marc-Rouillan
(5) En Yo lamento, Jean-Marc Rouillan reivindica especialmente su pertenencia a la tendencia histórica llamada “comunismo de izquierda” y animada por bolcheviques como Alexandra Kollontai, Karl Radek o Herman Gorter.

Traducido por Carles Acózar para Investig’Action

See more at: http://www.investigaction.net/es/en-los-hauts-de-france-charlas-itinerantes-por-jean-marc-rouillan/#sthash.Bg8Mqksv.dpuf

http://noticies.sirius.cat/2016/11/en-los-hauts-de-france-charlas.html


ABRIL I MAIG DE 1968: La Revolución silenciada

Los hechos de abril y mayo del 68 en su contexto de lucha contra el imperialismo y la guerra de Vietnam, junto a las vindicaciones obreras y sociales, según L'Humanité y algunos de sus teóricos.

L’HUMANITÉ, 6 d’Abril


“Es la América del racismo y de la guerra quien ha matado a Martin Luther King”

“Cerco de fuego en Washington, donde Johnson hace llamamientos al ejército contra los negros

Ola de indignación en el mundo. El crimen ha sido cometido en Memphis con un fusil con telémetro”.

diumenge, 11 de setembre de 2016

1714, la traició d'Utrecht i el poble sacrificat, entre ells, Cristobal de Ibarra y Gómez de Arce, el meu avi

Al setembre de 1711 l'arxiduc Carlos d'Habsburg va deixar la península rumb a Viena per fer-se càrrec del Sacre Imperi Romà davant la mort del seu germà l'emperador Josep I, deixant a Barcelona a la seva esposa Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel com virreina. El comandant del vaixell que la portaria, dos anys més tard, lluny de la seva estimada Barcelona fou l'almirall Cristobal de Ibarra y Gómez de Arce, cavaller de Santiago des de l'any 1700, nascut al castell i fortalesa de Roquetas de Mar, Almería, i fill de l'almirall Diego de Ibarra, capità del castell que s'aixecà anys abans que existís l'actual vila de Roquetas per a protegir el territori dels pirates turcs. Un dels meus avis.

Felipe d'Anjou, Felipe V com a primer Borbón de les Espanyes, era fill del Gran Dofí Lluís (1661-1711) i Maria Ana de Baviera, era nét de Lluís XIV (1638-1715), el Rei Sol, i de la seva cosina María Teresa, filla de Felipe IV i la seva primera esposa Isabel de Borbón. Aquesta Isabel era germana de Lluís XIII de França i, tots dos, fills de Felipe III i la seva cosina, la ja esmentada María Margarita d'Àustria, reis de les Espanyes. En les primeres 'negociacions de pau' -és a dir, pel repartiment entre la família de l'imperi de les Hispànies, els seus regnes, vil.les i comtats, els ambaixadors del ja emperador Carlos VI d'Hausburg van insistir que el Principat de Catalunya fos elevat a la categoria de república independent.

Poc temps després va arribar una carta de l'Emperador Carlos en la qual assegurava que "si els tractats no tenien els avantatges i conveniències que ens assegurin les de la meva justa causa i estimats súbdits, i especialment d'aquest Principat al que amb tanta especialitat aprecio pel que ha sacrificat, no seran per cap cas admeses ni sentides de mi semblant proposicions, quedant jo amb deliberat i constant ànim de continuar la guerra amb el major vigor i esforç". Això és el que feia pensar als catalans que no serien abandonats, malgrat ja estava tot signat i segellat.

Però el 14 de març de 1713 els anglesos es van comprometre a evacuar Catalunya, Mallorca i Eivissa, deixant als catalans sols davant l'exèrcit imperial francès. Cinc dies després, l'emperadriu va abandonar Barcelona, deixant com regent al general de les tropes austracistes, Guido von Starhemberg. El comandant del vaixell que la conduïa era l'almirall Cristobal de Ibarra y Gómez de Arce, cavaller de Santiago des de l'any 1700, nascut al castell i fortalesa de Roquetas de Mar, Almería, i fill de l'almirall Diego de Ibarra, capità d'aquell castell que s'aixecà molt abans que existís l'actual vila de Roquetas de Mar, i descendent de Gracián de Ibarra.

Cristobal de Ibarra era llavors el cap de la fortalesa que el regne tenia a Nàpols, hereva de segles de dominació catalana i resultat de nombroses guerres, batalles i pactes mil vegades traïts. La missió secreta que va rebre el reconegut marí, era la de conduïr l'emperadriu al costat del seu marit, esquivant les armades i bucs de guerra de tots els bàndols i als corsaris i pirates de tota mena, en la ruta més transitada del món, fins arribar a Nàpols -fins on hem pogut esbrinar-, en la primera i més arriscada etapa del llarg viatge, doncs la persona a protegir valia tots els tractats signats. Com a reconeixement, l'emperadriu li va donar el títol de Comte d'Ibarra i Gómez de Arce, l'únic de l'història nobiliaria espanyola que correspon als mateixos cognoms del titolat. El premi fou un càstic, doncs Cristobal i el seu fill varó hereu van morir a Viena, a l'exili, lluny de la seva família de Berja, on unes altres filles quedaren a la cura de l'àvia.

A la Biblioteca de Nàpols es conserva el facsímil del llibre que Cristobal de Ibarra va fer-se editar, demanant a Felip V, junt amb un nombrós grup de refugiats espanyols, el perdó per poder retornar a la seva llar. Però només els qui van poder pagar les dures multes imposades pel Borbó -l'alta noblesa- van aconseguir el perdó del monarca. Cristobal, com molts d'altres espanyols fidels al seu honor que van deixar una marcada presència a la cort i la societat vieneses, va morir a Viena cap a 1732, amb uns 70 anys d'edat, amb el títol de Mariscal de l'Armada d'Àustria.

El 22 de juny Starhemberg va signar a l'Hospitalet de Llobregat l'acord d'armistici. Finalment l'1 de juliol de 1713 es va estipular un alto-el-foc després del qual les tropes borbòniques procedirien a ocupar Catalunya, i el 13 de juliol de 1713 es va signar el Tractat de Utrecht entre Felipe V i la Gran Bretanya.

Mitjançant aquest tractat Felipe V renunciava al tron de França (article 2º), lliurava als anglesos el penyal de Gibraltar (article 10º) i l'illa de Menorca (article 11º), i també els concedia avantatges comercials a Amèrica (article 12º), alhora que aquests cedien davant les pretensions de Felipe V, qui mitjançant l'article 13º del Tractat de Utrecht es comprometia a amnistiar als catalans i a concedir-los els mateixos drets i privilegis que els habitants de les dues Castillas, «que de tots els pobles d'Espanya són els més estimats pel Rei Catòlic».

La burgesia decideix continuar la guerra

Carta dels Consellers de Barcelona a una població catalana apel·lant a la lluita perquè «pugui la Nació Catalana aconseguir gloriós acompliment en tan justa empresa». Davant les notícias de l'abandó anglès, es va convocar a Barcelona el 30 de juny de 1713 una Junta de Braços per deliberar si Catalunya havia de sotmetre's a Felipe V o prosseguir la guerra en solitari. En les primeres sessions el Braç Eclesiàstic es va inhibir per estar involucrada l'efusió de sang, deixant la resolució final en mans dels altres dos Braços. En virtut del seu nomenament com a ciutadà honrat de Barcelona, Rafael Casanova va ser membre de les sessions del Braç Real (Braç Reial).

El 5 de juny el Braç Real va emetre el seu veredicte proposant es continués la guerra. En una tensió creixent, els vots del Braç militar es van dividir en tres grups, no arribant-se a una resolució unànime. El parlament decisiu va tenir lloc en la sessió del Braç Militar i va ser a càrrec de Manuel de Ferrer i Sitges.

Presa la decisió de continuar la guerra en solitari -i amb l'alta noblesa i les seves mesnadas en contra, per la qual cosa van marxar en massa abandonant els seus feus- el 6 de juliol de 1713, els comissionats dels braços generals la van lliurar als diputats de la Generalitat de Catalunya, perquè la publiqués i declarés l'estat de guerra. Els diputats de la Generalitat, contraris a la proclamació, van dilatar l'entrada en vigor legal de l'edicte tres dies.

En la sisena instància presentada pels braços generals davant els diputats de la Generalitat, se'ls recordava que era la seva deure la «conservació de les llibertats, privilegis i prerrogatives dels catalans, que els nostres antecessors a costa de sang gloriosament abocada van aconseguir, i nosaltres hem d'així mateix mantenir». Finalment la proclamació pública de continuació de la guerra va tenir lloc a les sis del matí del 9 de juliol de 1713.

Davant la decisió presa per la Junta de Braços, Felipe V va escriure al seu avi, el rei Luis XIV de França, lamentant-se que pesi haver concedit als catalans una amnistia i concedir-los les mateixes lleis que a Castella gens d'això havia servit; i davant la greu situació de les seves finances, el francès sentenciava que els catalans li «pagaran totes les despeses de la Guerra de Catalunya des de 1º de Julio [1713] fins que hagin rendit les Armes».

Propaganda austracista


A partir de 1707 molts aragonesos i valencians austracistes -la burgesia i la noblesa catalana van romandre fidels al Tractat que ells sí coneixien, ja signat entre els membres de la mateixa família de monarques europeus, i es va mantenir aliena als fets, fugint fora de Catalunya durant la guerra- s'havien exiliat a Catalunya, únic territori peninsular que encara estava sota el domini d'aquell a qui havien proclamat rei, l'arxiduc Carlos d'Àustria.

L'endemà passat d'haver-se publicat l'edicte de continuació de guerra, l'11 de juliol de 1713, els representants aragonesos van presentar per escrit als Tres Comuns de Catalunya la seva adhesió a la guerra contra Felipe V i contra la dinastia dels Anjou i Lluís XIV, que ja havia traït Catalunya al 1640 i s'havia conjurat per a repartir-se els dos regnes de forma absolutista i tirànica, en la 'rubra' o conjura de l'illa de los Faisanes, al Bidasoa, molts anys abans.

Per combatre en el setge de Barcelona, els aragonesos van formar un regiment de cavalleria, un regiment de fusilers, una companyia de voluntaris de cavall, i dos de voluntaris del carrer. Seguint el mateix procés, el 16 de juny, un dia després que els aragonesos per respectar la prelació jeràrquica en ser el regne d'Aragó cap de la Corona d'Aragó, els representants del regne de València exiliats a Barcelona van lliurar als Tres Comuns de Catalunya una representació amb la seva adhesió a la causa.

Al llarg del bloqueig i setge de Barcelona els valencians van tenir un paper destacat en la seva defensa, assenyalant-se entre els oficials majors el general Juan Bautista Basset i Ramos, així com els diferents regiments d'infanteria i fusilería que van formar els valencians presents a la ciutat comtal.

També van contribuir a la defensa de Barcelona els altres territoris de la Monarquia d'Espanya que romanien àdhuc sota domini austracista: el regne de Mallorca, des del qual arribaven periòdicament combois amb provisions, armament i municions, i el regne de Nàpols..., d'on va arribar el vaixell de Cristobal d'Ibarra que s'emportaria l'emperadriu a Viena.

El humillante Tratado de Utrecht o Cuando las familias monárquicas europeas se repartieron España y la arruinaron


Alcem les copes, tot maleint, la memòria d'en Felip quint!


Ahé la prueba del crimen: Los documentos originales del borrador que servirían para elaborar el definitivo tratado de Utrech en 1713, como resultado de una guerra mundial, entre las emparentadas y consanguíneas dinastías europeas, por la sucesión del trono de España, cuyas consecuencias fueron la presencia de la tiranía borbónica, la ruina de las naciones españolas, su pauperización y retraso social y económico, el reparto de sus principales territorios extranjeros a manos de franceses e ingleses y la pérdida de los fueros y libertades de catalanes y valencianos, así como la hegemonía del centralismo castellano e imperial de las Hispanias en manos de extranjeros hasta hoy.

La España inexistente: La conjura de los Faisanes a 350 años de la Paz de los Pirineos

dilluns, 5 de setembre de 2016

Karl Marx (1818-1883), un ecologista antes de tiempo

ELISABETH BEAGUE: A menudo se olvida que Karl Marx es, ante todo, un filósofo. Sin embargo, debido a que sus ideas, demasiado contestatarias, no fueron del agrado de los poderes fácticos, nunca pudo obtener una cátedra en una universidad. Entonces, intentó el periodismo pero, de nuevo, fue atacado y se vio obligado a exiliarse. Se propuso un objetivo científico: el análisis de las condiciones sociales y económicas en las que se lleva a cabo el proceso de producción y explicó cómo las relaciones de dominación y subordinación eran ellas mismas producto de las relaciones capitalistas de producción.

La naturaleza está muy presente en su pensamiento. Marx subraya de hecho la importancia que tiene para el hombre y, por tanto, no sólo su valor como tal, sino la riqueza que produce. También llama la atención sobre los riesgos que corre debido a la sobreexplotación y al daño recibido por la contaminación del agua y del suelo. Hay que tener en cuenta que la contaminación del aire no era una preocupación en su tiempo, a pesar de los vapores de las máquinas que asfixiaban la atmósfera.

Marx cree que el hombre, a través de su trabajo, no puede producir riqueza material sin la ayuda de la naturaleza y habla de “intercambios orgánicos con la naturaleza”. Pero el trabajo no es para Marx la única fuente de valores. Él escribe que “el hombre no puede hacer tanto como la propia naturaleza”, es decir, simplemente cambia la forma del material y, en este trabajo de transformación “es sostenido constantemente por las fuerzas naturales”. Añade que si la tierra proporciona al hombre víveres preparados y un objeto de trabajo, no necesita el ser humano para existir.

Valor de uso/valor de cambio


Los bienes naturales, gratuitos, son en primer lugar valores de uso. Y, junto con los bienes disponibles, la tierra también proporciona al hombre la oportunidad de trabajar con los medios de producción de procedencia natural. No es necesario un cambio para que los bienes tengan un valor de uso. “El valor de cambio aparece en principio como una relación cuantitativa, como la proporción en la que valores de uso de diferentes especies se intercambian una con la otra”.

Tratando en primer lugar sobre la explotación de la mano de obra, Marx lamenta que “las máquinas agrícolas reemplacen a los hombres y que es equivocarse extrañamente suponer que el nuevo trabajo agrícola con máquinas lo compensa”.

Y remarca la destrucción del suelo que supone la intensificación de la agricultura: “la agricultura capitalista genera problemas incluso en el intercambio orgánico entre el hombre y la tierra, lo que hace más difícil el retorno de sus elementos de fertilidad, ingredientes químicos que le son arrebatados”.

Marx critica, por tanto, el progreso de la agricultura capitalista, que no sólo explota al trabajador, sino que asola el suelo. Aumentando la fertilidad a corto plazo, los procesos utilizados arruinan en efecto, a largo plazo, las fuentes sostenibles de fertilidad. Y, cuanto más industria moderna entra en ella, más rápida es la destrucción. La gran industria destruye bosques enteros y lo que pretende hacer para la reforestación es absolutamente insignificante.

Y, si Marx toma nota de los efectos desastrosos de la contaminación sobre los humanos, también se preocupaba por la naturaleza, incluyendo el agua del río, porque se da cuenta de los efectos destructivos de la industria sobre la calidad del agua: el uso de sustancias colorantes, liberar la basura en el agua, los buques en tránsito, la construcción de canales… privan a los peces de su entorno de vida.

La producción capitalista, escribe, concentra las fuerzas históricas motrices de la sociedad y al otro lado la interacción metabólica sin control entre la humanidad y la tierra; ella impide, en otras palabras, el retorno a la tierra de sus elementos nutritivos constituyentes. Lamenta que la naturaleza sea considerada como un objeto cuyo uso está sujeto a la responsabilidad del hombre, ya que postula que el hombre no es propietario de la tierra. Tiene su disfrute, es de alguna manera usufructuario, pero tiene que legarla a las generaciones futuras después de haberla mejorado como un “buen padre de familia”.

Las interpretaciones de la ecología de Marx pueden diferir. Pero si Marx escribe que “en tanto existan los hombres, su historia y la de la naturaleza se condicionarán recíprocamente”: ¿Se puede aún dudar?
ELISABETH BEAGUE

Traducido por Carles Acózar Gómez para Investig’Action

- See more at: http://www.investigaction.net/es/karl-marx-1818-1883-un-ecologista-antes-de-tiempo/#sthash.zFvvRPNJ.dpuf

dijous, 18 d’agost de 2016

Michel Collon: ¿"Conspiracionista" yo?

Cuando se critica a los dirigentes de EEUU, la UE o Israel, algunos agitan un espantajo: "¡Vosotros sois conspiracionistas!". Lo que debe sobreentenderse como: "veis el mal por doquier, pero estos dirigentes son demócratas; ciertamente pueden cometer errores, pero actúan con buenas intenciones". Así, a grosso modo, estaríamos forzados a elegir entre:

- La teoría del complot: todo es maquinado en la sombra, se nos oculta todo, los controladores del mundo son (a elegir): los judíos, los banqueros, los francmasones, los Illuminati, etc.

- La teoría de la inocencia: nuestros dirigentes occidentales trabajan para el bien común. Nos dicen lo que hacen y hacen lo que dicen.

¡Ni la una ni la otra, gracias! Nosotros reivindicamos una tercera forma de explicar el funcionamiento de la sociedad, y no tiene nada que ver con esas dos fantasmagorías. Para clarificar todo eso debemos responder a cuatro cuestiones:

1 - ¿Los complots existen, o no?
2 - ¿El 'conspiracionismo' permite comprender el mundo?
3 - ¿Por qué algunos hablan tanto de la "teoría del complot"?
4 - ¿Los medios hacen el juego al 'conspiracionismo'?

1. ¿Los complots existen, o no?

Partamos de la definición. Una síntesis de los diccionarios se puede resumir así: "proyecto secreto elaborado por varias personas contra otra o contra una institución". Sobre la base de esos diversos elementos, verifiquemos juntos:

- Cuando la CIA y el MI6 británico organizan en 1953 un plan secreto con disturbios y una campaña de difamación para derrocar al primer ministro Mossadeg en Irán y reemplazarlo por el Sha de Iran sometido a los EEUU (1) ¿es eso un complot? Sí, no hay otra palabra.
- Cuando Henry Kissinger y la CIA organizan en 1973 un plan secreto para destituir al presidente progresista Allende (2) y reemplazarlo por la dictadura militar neoliberal del general Pinochet, ¿es eso un complot? Sí.
- Cuando Brzezinski, consejero del presidente Carter, organiza secretamente el envío en 1979 de Bin Laden y otros terroristas a Afganistán para derrocar al gobierno de izquierdas (lo reconocerá veinte años después) (3), ¿es eso un complot? Sí.
- Cuando, en 2003, el ministro de la Guerra de EEUU Donald Rumsfeld previene a sus próximos pero no a la opinión pública, de que los Estados Unidos "van a tomar siete países: Afganistán, Irak, Somalia, Sudán, Libia, Siria para acabar con Irán" (4), plan que será efectivamente llevado a la práctica, ¿es eso un complot? Sí.
- Cuando Bush y Blair (y Aznar) fabrican en 2003 falsos informes (5) afirmando que Irak posee armas de destrucción masiva para justificar su guerra por el petróleo, ¿es eso un complot? Sí.

No discutiremos aquí la cuestión de si cada guerra se vende con tales mentiras en los medios (escondiendo a la opinión los verdaderos objetivos). Queremos solo subrayar que los complots forman de hecho buena parte de la política internacional, particularmente en lo que afecta a las guerras y los golpes de Estado.

2. ¿Permite el 'conspiracionismo' comprender el mundo?

Mi respuesta ha sido siempre clara: ¡No! Lo he escrito, negro sobre blanco, en mi libro Israel, ¡hablemos!: "El conflicto entre Israel y Palestina no es una guerra de religión. No es tampoco un complot judío. (…) La realidad es bien simple. La realidad tras Israel es simplemente nuestro sistema económico y social. El capitalismo, con sus leyes económicas "naturales", provoca inevitablemente una gran acumulación de riquezas en un polo y de pobreza en el otro polo. Desde su formación hasta hoy, el capitalismo ha creado fortunas cada vez más grandes y cada vez más poderosas . Esas gentes entienden que controlar las materias primas y el petróleo es la mejor estrategia. Para controlarlas, sostienen las dictaduras petroleras árabes e Israel. No es un "complot" misterioso, sino una cuestión de lógica económica" (6).

Lo he repetido en mi libro sobre Charlie: "La única manera de sobrepasar el falso problema del complot consiste en debatir objetivamente sobre los hechos: confrontando las dos versiones, no creyendo a nadie de palabra y verificándolo todo sobre la base de las mejores fuentes según las posibilidades: testigos directos, testimonios indirectos fiables, documentos, informes y comunicados. Todo eso asegurado desde los dos lados" (7).

Pero, ¿quién ha desarrollado este concepto de 'conspiracionismo'? Es el historiador de EEUU Richard Hofstadter. En su obra El Estilo Paranoico en la política americana (1964), estudió la ideología de la extrema derecha en EEUU y especialmente la caza de brujas del maccartismo (1950-1956) (8). Esa campaña de represión anticomunista de extrema derecha había sido orquestada por el senador Joseph Mc Carthy https://fr.wikipedia.org/wiki/Joseph_McCarthy.  Pretendía que los EEUU estaban gravemente amenazados por un complot: "¿Hombres colocados en altos cargos en este gobierno trabajan en concierto para librarnos a la catástrofe? Esto ha ser el producto de una gran conspiración, una conspiración tan ignominiosa que, cuando sea puesta al día, sus principales protagonistas serán para siempre condenados al menosprecio por las gentes honestas" (9). En el fondo McCarthy retomaba el tema obsesivo de Hitler (o Franco): una gran conspiración judeo-masónica-bolchevique mundial amenazando Alemania (…y España. N. d. T.).

El trabajo de Hofstadter merece nuestra atención. Pues construye un cuadro muy preciso para analizar los componentes del espíritu 'conspiracionista' que él denomina "paranoico". Según Hofstadter, el portavoz paranoico nos arrastra a un universo donde política y teología "explican" acontecimientos que en realidad han sido profetizados y que se preparan durante varias generaciones. La "gran conspiración" es tramada por fuerzas maléficas con poderes gigantescos y casi sobrenaturales; esta maquinación invade todos los poderes: políticos, educativos, mediáticos, religiosos, y así pues también el Estado. Es por eso que no se habla de ello: el silencio ha sido bien organizado, lo que confirma la influencia de los conspiradores. En este universo, el género humano verá muy pronto al "bien" triunfar sobre el "mal". Se trata pues de alinearse en el lado bueno.

En los períodos de crisis y de desarrollo ideológico, se asiste siempre a un recrudecimiento de la creencia en complots. Y actualmente estamos en uno de esos períodos por varias razones:

- la crisis económica, política y moral del sistema social
- la sensible percepción de los riesgos que comporta (medioambiente, guerras)
- la pérdida de credibilidad de los medios oficiales
- el hundimiento de los partidos de izquierda en Europa
- la desaparición pues del marco de un análisis objetivo en términos de los intereses de las clases sociales

El 'complotismo' no permite entender la economía

En materia económica, el 'conspiracionismo' especialmente no se entera de nada. Ciertamente, las conspiraciones existen. Cuando los mayores bancos del mundo acuerdan manipular el tipo de cambio de divisas y acumular así ganancias adicionales, y son condenados a 1.700 millones en multas por la UE [10], ¿de qué se trata sino de un complot? Del mismo modo, cuando las multinacionales se organizan en secreto para fijar los precios muy bajos para las materias primas que compran o precios excesivamente altos para los productos que venden, ¿no se trata de una conspiración? Y cuando una jueza de New York, Denise Cote, condena a Apple por orquestar un acuerdo con los editores más importantes de los Estados Unidos para aumentar los precios de los libros electrónicos ( "Los demandantes han demostrado que Apple conspiró para aumentar los precios"), se aplica una definición jurídica correcta.

Pero generalizar y pretender que la economía está completamente manipulada por una gran conspiración, que por ejemplo la crisis económica fue provocada deliberadamente por los bancos para aumentar sus ganancias o para destruir las clases medias, entonces entramos en la fantasía, porque eso no es coherente con los hechos observados.

De hecho, casi desde su nacimiento, el sistema capitalista no ha cesado de ir acompañado por crisis a intervalos más o menos regulares. ¿Por qué? Debido a que este sistema se basa en tres leyes económicas fundamentales:
1. La propiedad privada de las grandes fábricas y otras empresas (las fuerzas productivas).
2. La competencia entre estos patrones.
3. El beneficio máximo como medio fundamental para derrotar a sus competidores.

En conjunto, estas tres leyes producen un engranaje que se impone de forma automática: Cada gran capitalista debe explotar al máximo a los que trabajan para él, absolutamente. Es decir, hacerlos producir lo más posible, pagarles lo menos posible y aún despedir a cuantos sea posible intensificando la labor de los que quedan. Y esto no es una cuestión de sentimientos: los capitalistas actúan así no porque sean "malos", sino porque, si no lo hacen, serán eliminados o tragados por los competidores. Cada uno para sí mismo y todos contra todos.

Problema: cuando un capitalista aplica estas economías, sus rivales hacen, evidentemente, lo mismo. Resultado: todos empobrecen a los que trabajan para ellos. Por tanto, ¿a quien le van a vender si han destruido el poder adquisitivo de sus compradores?

Se podría decir, pero habiéndose enriquecido los capitalistas, ¿van a gastar más y así mantener la economía? No. Aumentando los beneficios a costa de los salarios se dan los medios para aumentar su capital y sus fuerzas productivas. Sin embargo, el poder de consumo no puede seguir puesto que ha sido reducido. Y este desequilibrio fundamental sigue reapareciendo sin cesar en el sistema capitalista. No hay una planificación que vigile el equilibrio entre los accionistas y los salarios.

En consecuencia, en un momento dado, hay demasiados productos en el mercado frente a los ingresos que se pueden utilizar para adquirirlos. Es la "superproducción", el bloqueo. Algunos son capaces de producir más y más, pero los demás no puede comprar todo eso. No pudiendo vender lo suficiente, los capitalistas paran parcialmente la producción y por lo tanto su acumulación de riqueza.

Conclusión. Esto no es una conspiración de unos pocos. Es un efecto automático de las tres leyes del capitalismo y, contrariamente a algunos discursos conspiracionistas, los capitalistas no están contentos porque esto pone en peligro sus beneficios, y a veces incluso la existencia de algunos de ellos.

¿Son ellos todopoderosos?

Una variante del conspiracionismo sugiere que la economía sería dirigida de manera oculta por un pequeño grupo de gente misteriosa que mueven los hilos clandestinamente. La realidad es mucho más simple: unas doscientas grandes multinacionales dominan todos los sectores clave de la economía. Y eso no tiene nada de clandestino, todas ellas tienen un domicilio social y una dirección, ejecutivos y accionistas conocidos. Con unos ingresos y propiedades identificados, y trenes de vida de lujo. Todo eso generalmente discreto, sí, pero secreto, no. Los "amos del mundo" son pues bien conocidos. Y esto es importante porque podemos decidir entonces a quien hay que combatir si se quiere defender el interés colectivo contra los intereses egoístas.

Entonces, ¿qué dificulta o impide esta lucha? Varias causas que vamos a ver. Pero en primer lugar el hecho de que los medios presentan la economía distorsionada al no dar la palabra más que a los expertos pro-capitalistas. Se llegan a presentar las leyes económicas del capitalismo como "naturales e inevitables" machacando que no hay alternativa. Se mata la esperanza.

Pero volvamos al conspiracionismo. En realidad, esta visión de una economía que sería dirigida por conspiradores muy poderosos es falsa y peligrosa. Falso porque en realidad nadie puede controlar el conjunto de la economía. Ciertamente, por un lado, los capitalistas se ponen de acuerdo entre ellos para defender sus intereses frente a los trabajadores y los pueblos. Y también para la defensa de sus intereses frente a los de otros países. En este sentido, es evidente que ellos dominan una economía que no es en nada democrática. Pero, por otro lado, también compiten entre sí y eso debilita el conjunto de su sistema. Como Albert Einstein analizó muy bien en 1949: "La anarquía económica de la sociedad capitalista, tal como existe hoy, es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal. Vemos ante nosotros a una inmensa sociedad de productores cuyos miembros buscan sin cesar privarse entre sí del fruto de su trabajo colectivo -no por la fuerza, pero, en suma, de acuerdo con las reglas legalmente establecidas. El aguijón de la ganancia en conjunción con la competencia entre los capitalistas es responsable de la inestabilidad en la acumulación y utilización del capital que conduce a depresiones económicas cada vez más graves. La competencia ilimitada conduce a un desperdicio enorme de trabajo y la mutilación de la conciencia social de los individuos" [11]. El diagnóstico correcto con los tres elementos: la propiedad, la máxima ganancia, la competencia.

De este diagnóstico (con el que Einstein se une a Marx, de hecho), podemos extraer dos conclusiones. 1. Sobre la relación entre banqueros e industriales. 2. Sobre las relaciones en el propio seno de la clase capitalista en general.

1. No exagerar la importancia de la banca. Cierto, históricamente los banqueros han jugado un papel importante en la primera acumulación de capital que permitió la revolución industrial y la formación de los grandes monopolios. Y siguen siendo una parte importante del sistema económico actual. Pero la idea de que ellos y la especulación  son los únicos responsables de la crisis y de los males del capitalismo no es científica, no refleja las verdaderas leyes de su funcionamiento.

En realidad, las multinacionales industriales son la base del capitalismo, su explotación es la causa fundamental de la crisis, y son ellas, en última instancia, las que provocan las guerras. Einstein muestra bien que, en el supuesto de que no existieran los bancos, incluso en ese caso, los industriales provocarían crisis, a consecuencia de las reglas que hemos descrito. Por consiguiente, centrar toda la atención, por ejemplo, en Goldman Sachs y sus conspiraciones (reales o imaginarias), es negar el problema de conjunto de este sistema capitalista. Es hacer creer que curándolo de su "enfermedad bancaria o especulativa" sería capaz de acabar con la explotación y asegurar el bienestar para todos. Ilusión refutada por los hechos: nunca la humanidad ha producido tanta riqueza, nunca ha habido tantos humanos muriendo de hambre.

2. Medir bien las contradicciones entre capitalistas. A menudo se habla de las reuniones del Grupo Bilderberg como si fuera el poder absoluto y totalmente secreto de nuestra sociedad. Por un lado, es exacto que ese órgano donde se conciertan las multinacionales más grandes tiene más poder que los gobiernos y puede dictarles las orientaciones generales. Por otro lado, el hecho de que los principales capitalistas se concerten entre sí y traten de ponerse de acuerdo sobre algunas cuestiones no elimina la competencia feroz que estas grandes multinacionales se dirigen igualmente entre ellas y que las debilita.

Cuando los grandes bancos estadounidenses se ven sufriendo multas colosales, como se ha indicado anteriormente, y que Goldman Sachs la recibe de cinco mil millones de dólares (5 miliardos o 5.000 millones), es difícil creer que todo esto es parte de una gran confabulación urdida por Goldman Sachs que sería el amo absoluto del mundo. Hay que ser serios. Esa multa es el efecto concreto de las contradicciones entre los bancos y los otros capitalistas, estimando estos que los bancos les han hecho daño, han puesto todo el sistema en peligro y que por lo tanto se debe hacer de policía.

La Primera Guerra Mundial es una buena prueba de que si los capitalistas pueden de hecho  ponerse de acuerdo en algunas cuestiones de ínterés común, pueden también tener entre ellos conflictos totalmente destructivos y en ningún caso planeados. Ciertamente, en un principio, cada lado quería la guerra, con la esperanza de ganarla de forma rápida y barata. Sin embargo, nadie había previsto que iba a durar tanto tiempo y que algunas potencias saldrían muy debilitadas o aún destruidas. Alemania, recientemente crecida de poder, exigió: 1. Alsacia-Lorena, es decir, el carbón y el acero. 2. Los Balcanes como ruta estratégica hacia el Este y el petróleo. 3. Las colonias africanas finalmente, donde consideraba "no haber tenido su parte". Gran Bretaña y Francia estaban persiguiendo sus propios objetivos imperialistas. La idea de que estos poderes hayan conspirado juntos es absurda [12].

Para concluir sobre este punto, una "conspiración global" es imposible porque los capitalistas están en competencia unos con otros. Pueden ponerse de acuerdo sobre uno o más complots cuando sus intereses convergen en un punto, en una región o para abatir un dirigente. Pero no pueden ponerse de acuerdo sobre una "conspiración global" porque sus intereses divergen y todo el mundo quiere abatir al otro.

¿Análisis conspiracionista o análisis estratégico?

Falsa pues, esta visión de la "conspiración del capitalismo Todopoderoso" es peligrosa. Porque da la impresión de que la historia no se hizo por la lucha entre las diversas clases y fuerzas sociales, cada una de las cuales defiende sus intereses, sino por un puñado de personas todopoderosas. Así que esta visión desalienta la resistencia de las víctimas de este sistema. Da la impresión de que los trabajadores y los ciudadanos no tienen ninguna posibilidad de ganar puntos. Pero toda la historia de la lucha obrera y ciudadana demuestra que es muy posible defenderse y lograr progreso social: prohibición del trabajo infantil, limitación de la jornada de trabajo (hasta quince horas/día en el siglo XIX!), la obtención de la seguridad social (seguro contra el desempleo, enfermedad, accidente laboral, vejez…), cumplimiento de la higiene y la seguridad en el trabajo. Todos estos avances se han conseguido por las luchas obreras. Si los trabajadores europeos de hoy en día tienen un cierto nivel de vida, es gracias a las luchas de sus padres y abuelos, nunca debemos olvidarlo. Especialmente cuando los capitalistas ahora quieren retomar todo lo que debieron conceder.

Para defender estas conquistas y para obtener nuevos avances, es necesario no dejarse intimidar por la supuesta omnipotencia, oculta o no, de los patrones, sino al contrario verlos como son: con sus fuerzas, pero también con sus debilidades . Se debe, sin negar las dificultades, tener confianza en las propias fuerzas. El conspiracionismo es una forma de derrotismo y en el fondo hace el juego a los patrones y a la explotación.

Saïd Bouamama ha explicado bien la completa oposición entre los dos modos de pensamiento: "La teoría de la conspiración presenta los eventos políticamente importantes como el resultado de una conspiración global orquestada en secreto por un grupo social más o menos importante. El enfoque estratégico, es decir, materialista analiza la historia, como resultado de la lucha entre los grupos dominados (clases, minorías nacionales y/o étnicas, naciones, mujeres, etc.) y los grupos dominantes basada en una divergencia de ínterés material" [13].

La diferencia es esencial: el análisis materialista (en el sentido de un enfoque científico basado en hechos materiales, observables y comprobables) muestra cómo es posible luchar aprovechando los puntos débiles del oponente. Mientras que el conspiracionismo conduce a un callejón sin salida apuntando a falsos enemigos, generalmente inalcanzables.

El conspiracionismo no permite comprender las guerras

En cuestiones de guerra, hay muchos tipos de conspiración,  como hemos visto. Pero, de nuevo, sería peligroso creer que las grandes potencias ganan todas las conspiraciones que cocinan. La trama tiene éxito cuando hay despolitización y ausencia de movilización. Fracasa cuando la resistencia de las "víctimas" es consciente y bien organizada. Los Estados Unidos fueron vencidos en Vietnam; el pueblo palestino resiste desde hace más de sesenta años; los Estados Unidos ciertamente han sumido a Irak en el caos pero no han logrado controlar y explotar el país como Bush lo esperaba; los golpes de Estado han fallado en Bolivia, Ecuador, Venezuela. En resumen, el mundo es una lucha entre fuerzas opuestas, no siempre son los mismos los que ganan y depende mucho de la unidad y la conciencia de los pueblos. Sus ataques y conspiraciones pueden pues ser frustrados si la población ha sido bien preparada para resistir. Lo que comienza con una buena información sobre la realidad de las cosas.

Y para informarse bien, hay que romper, consciente y completamente, con los dos fantasmas: el conspiracionismo y la ingenuidad. Pues nos enfrentamos a dos peligros: ver conspiraciones por todas partes y no ver conspiraciones por ningún sitio. La primera teoría nos ofrece una explicación falsa que no permite comprender la sociedad ni transformarla. Al ocultar los verdaderos objetivos, hace el juego al poder. La segunda teoría quiere impulsarnos a confiar en los líderes políticos que nos dirían la verdad. Ambas son trampas paralelas.

¿Ver conspiraciones en todas partes? En lugar de estudiar detenidamente los mecanismos del capitalismo, el conspiracionismo es una explicación perezosa que algunos quieren imponer a las masas para evitarles pensar y para manipularlos. A menudo, con el fin de tomar el poder. Hitler hablaba de "una gran conspiración judeo-bolchevique" y en un primer momento tronó, en palabras, contra los bancos, pero era financiado por los grandes banqueros y los industriales alemanes y toda su acción les ha servido [14].

¿No ver conspiraciones por ningún lado? Aquellos que no ven conspiraciones "en ninguna parte", ¡deberían entonces explicarnos para qué sirven los servicios secretos! ¿Los veinte mil empleados de la CIA cobran para jugar crucigramas o para conspirar? Es el momento de mencionar esta broma muy popular en América Latina: "¿Por qué no hay nunca ningún golpe de estado en los EEUU?".  Respuesta: "Porque es el único país donde no hay embajada de los Estados Unidos! ".

Y cuando la NSA espía el mundo entero, ¿piensan vds. que es sólo contra el terrorismo o para ayudar en secreto a las empresas estadounidenses a debilitar a sus rivales extranjeros? La teoría de la ingenuidad, francamente, ¡no es mejor que la teoría de la conspiración!

Por último, ¿cómo conseguir una visión objetiva de la historia y de los conflictos actuales? En mi opinión, hay que decir que ha habido conspiraciones en la historia, incluso muchas (pensemos en los muchos golpes para sustituir a un dirigente por otro), pero ellas no hacen la historia, no constituyen la esencia. Son sólo un medio entre otros de defender intereses.

3. ¿Por qué algunas personas hablan tanto de la "teoría de la conspiración"?

Entonces, si yo denuncio claramente el conspiracionismo ¿por qué algunos me acusan todavía ser un "conspiracionista"? ¿Y soy yo el único?

De hecho, nada de eso, desde que alguien critica la política internacional de los Estados Unidos, de Francia o de Israel, mostrando su carácter global, se ve acusado de "teoría de la conspiración".

He aquí una lista (muy incompleta) de los "demonizados": Ziegler, Chávez, Castro, Le Grand Soir, Lordon, Ruffin, Kempf, Carles, Gresh, Bricmont, Bourdieu, Morin, Mermet, Bonifacio, Enderlin, Cassen, Seno, Bové Péan, Godard, Jean Ferrat, Seymour Hersh, Wikileaks, e incluso los judíos analistas: Hessel, Chomsky, Finkelstein.

De hecho, es muy práctico. ¿No tiene argumentos en contra de los hechos expuestos? Entonces, simplemente trate a sus oponentes de "conspiracionistas" y la suerte está echada: ¡no hay necesidad de argumentar sobre los hechos, no hay necesidad de refutar las pruebas! La "teoría de la conspiración", es el truco del abogado que sabe que su caso está podrido.

Yo he tenido personalmente  la prueba cuando debatí con Henri Guaino (autor de los discursos de Sarkozy). Expuse concretamente los crímenes de sus amigos de las multinacionales francesas en Mali y Níger. No teniendo nada que contestar, todo lo que halló para evadirse, fue "¡la teoría de la conspiración!" [15].

Hemos visto que la "teoría de la conspiración" fue inicialmente un concepto progresista desarrollado por Hofstadter para dar cuenta de los delirios y fantasmas del pensamiento  de extrema derecha. Por desgracia, según un método bastante típico, fue enseguida recuperada y manipulada por la CIA a partir de 1963. Se trataba entonces de desacreditar a los que exigían una verdadera investigación sobre el asesinato del presidente Kennedy: ¿por un hombre solo o por una conspiración? Y desde entonces, la "teoría de la conspiración" es utilizada constantemente por los responsables de los Estados Unidos para desacreditar a los críticos y rehuir el debate sobre los hechos. Porque la mejor manera de manipular, dividir y combatir a los progresistas es desviar y utilizar sus propios argumentos, hasta tal punto las ideas conservadoras son en sí mismas inconsistentes.

Si se limitara a eso, no sería en si un gran problema. Pero estos últimos años se ha reavivado en los medios y en Internet una campaña sistemática contra algunos analistas etiquetados arbitrariamente "de conspiracionistas". ¿A partir de cuando? Desde la masacre de Gaza, en enero de 2009, cuando Israel se encuentra cada vez más aislado y criticado en la opinión pública internacional.

Esta campaña no cae del cielo. En fin, si más no: digamos, de la cima del estado. En los EE.UU., el sitio oficial del Departamento de Estado no borda mal sobre el tema "conspiracionismo y antisemitismo". Del mismo modo, en Francia, después de Sarkozy, el presidente Hollande ha explotado la vena ante el lobby pro-israelí del CRIF:

"El antisemitismo ha cambiado de cara. (...) hoy en día, se alimenta también del odio hacia Israel. Importa aquí los conflictos de Oriente Medio. Establece de forma oscura la culpabilidad de los judíos en la desgracia de los pueblos. Mantiene las teorías de la conspiración que se propagan sin límite. Incluso aquellas que condujeron a lo peor. Hay que tomar conciencia de que las tesis conspiracionistas se difunden a través de Internet y las redes sociales. Mas hay que recordar que es principalmente por el verbo que se preparó el exterminio. Tenemos que actuar a nivel europeo e incluso internacional para que un marco legal pueda ser definido y que las plataformas de Internet que gestionan las redes sociales sean puestas frente a sus responsabilidades, y que se impongan sanciones en caso de incumplimiento" [16].

Confundiendo con mala fe el antisemitismo (racismo antijudío) y el antisionismo (rechazo del colonialismo israelí, es decir, de un Estado teocrático basado en una discriminación étnica, resumiendo, un estado completamente antidemocrático), el Presidente Hollande criminaliza a los solidarios con los palestinos. Les asimila resueltamente a los nazis y en realidad pretende prohibirnos hablar contra la política de Israel. La tesis de la "teoría de la conspiración" está preparando pues un ataque muy grave contra la libertad de expresión.

Siempre cercano al Palacio del Elíseo, Bernard-Henri Levy, obviamente sigue el juego acusando de "esa moderna enfermedad llamada la conspiracionismo" [17] organizando un "debate" en 2012 contra el "conspiracionismo". Como le remarcó un espectador, ningún oponente fue invitado. Este hombre que tiene una enorme riqueza acumulada sobre las espaldas de los trabajadores de la madera africanos, mal pagados, maltratados y decididamente robados por su empresa familiar, se permite dar al mundo lecciones de dignidad humana y de rigor de pensamiento .

Los grupos de presión manipulando los textos

Entonces, ¿es una coincidencia si las políticas rehuyen todo debate contradictorio y si se sustituyen por algunos pseudo-periodistas cercanos a Israel y los neoconservadores de Estados Unidos? En ese lobby de un nuevo género, se encuentran Caroline Fourest, Rudy Reichstadt y Ornella Guyet. Las tres han cooperado con grupos de derecha radical, de Estados Unidos o franceses. [18]

¿Es preciso entonces sorprenderse de que Caroline Fourest me tache de "complotista", Rudy Reichstadt de "conspiracionista" y Ornella Guyet (a menudo escondida bajo varios seudónimos antifascistas) de "confusionista"? Bueno, ¿por qué ha salido ella con ese curioso concepto? ¿Porque se dio cuenta de que los otros cargos no se sostenían? ¿Para dar muestras de originalidad? La explicación puede ser más simple: nadie entiende ese término que no significa nada, y por lo tanto ¿cómo poder refutar un concepto tan… confuso ...? Es práctico.

Las manipulaciones y las fuentes de extrema derecha de ese trío han sido expuestas con toda claridad por varios críticos: Fourest aquí [19] Reichstadt y su página web Conspiracy Watch, aquí [20] y Guyet, desenmascarado por Le Grand Soir, Acrimed y Le Monde Diplomátique, aquí. [21] Esos obsesionados con la teoría de la conspiración tienen dos características en común:

Primera característica: la manipulación de los textos. Ellos no buscan la verdad, sino que ocultan o distorsionan sistemáticamente mis textos que dificultan su tesis. O si no, me atribuyen amistades con personas que yo no apoyo (¡y, a veces, ni conozco!), esperando así ensuciar en amalgama. Todo esto no tiene nada que ver con el periodismo en el que se incluyen, en realidad son feroces fiscales que investigan siempre por encargo y descartan todo lo que contradiga sus acusaciones. No son periodistas, sino parte de los grupos de presión.

Se comportan así con todos sus "objetivos". De una manera tan deshonesta que Pascal Boniface les ha dedicado un libro: "Los intelectuales falsarios". Como ha indicado François Ruffin (el mensual Fakir, igualmente demonizado), los demonizadores aplican una receta deshonesta: "En primer lugar caricaturizar al extremo con el fin de dar una imagen simplista del adversario. Después concluir con el susodicho "simplismo" de estos "neo-izquierdistas" en su supuesta adopción generalizada de la teoría de la conspiración" [22].

Segunda característica: la cobardía. Los demonizadores rehusan cuidadosamente debatir con los que ellos demonizan. He aquí algo sorprendente: se molestan porque un amplio público en la oscuridad del conspiracionismo sea influída y manipulada por gente como yo. Pero cada vez que les he sugerido un debate contradictorio y publicado en mi sitio web Investig'Action, lo que les habría dado una oportunidad extraordinaria para devolver al redil todas esas ovejas perdidas, rehusaron cobardemente. ¿Por qué? La única explicación es que ellos saben que mienten, saben que sus argumentos se basan en falsificaciones de textos.

El debate sobre conspiracionismo es un falso debate movido para distraer. La verdad es mucho más simple: en las luchas sociales como en las luchas Norte - Sur, dominantes y dominados elaboran estrategias para ganar, es de hecho normal. Estas estrategias comportan batallas ideológicas, enfrentamientos abiertos y también complots. No todo es reducible a los complots, pero son parte de la estrategia de la lucha. Acusando de "conspiracionismo" se quiere desalentar la denuncia de las estrategias neo-coloniales y bélicas.

Queda una pregunta: ¿Por qué gastar tanta energía en demonizar? ¿Para cambiar de opinión a los que me leen? Imposible: saben que escribí exactamente lo contrario de lo que me atribuyen. Pero entonces ¿cuál es el verdadero propósito de los demonizadores? Se trata de asustar a los que no me conocen. Se trata de levantar un muro entre las personas que se hacen preguntas sin tener los medios para responderlas y nosotros, que proporcionamos respuestas con hechos concretos. Se trata de devolver a los dudosos a la versión oficial. Ridiculizar a los ciudadanos que cuestionan la versión oficial, machacando que el poder es honesto a pesar de sus defectos y que no hace falta hacernos preguntas: ¿a quién beneficia eso?

Para entenderlo, no hace falta limitarse a recorrer tal o cual ataque circulando en bucle por la red, sino que realmente hace falta ver el conjunto de lo que estas personas han escrito. A fin de entender de qué lado se alinean y adonde nos quieren embarcar.

Caroline Fourest: ¿una conspiracionista?

Tomemos el caso de Fourest. Entre los medios de comunicación que la citan con complacencia como "experta en conspiracionismo", ¿alguien irá a hurgar un poco más y señalar el artículo que ella publicó en el Wall Street Journal (periódico de la patronal de EE.UU.), artículo titulado "La Guerra por "Eurabia" [23]? Según Fourest, Europa estaría en trance de ser invadida por los árabes. Manipulados por el islamismo, esos inmigrantes incapaces de integrarse representarían una amenaza para la democracia. Hasta el punto de que Londres se convertiría en "Londonistan".

Esta tesis delirante, la ha copiado ella directamente de tres ideólogos de extrema derecha. Uno se llama Norman Podhoretz, es un autor estadounidense que ha hecho campaña constantemente para bombardear Irán: "foco principal de la ideología islamofascista contra la que luchamos desde el 11 de Septiembre". [24] Otra fuente es Daniel Pipes, otro ideólogo de la extrema derecha estadounidense, autor de La amenaza del Islam, se destacó particularmente apoyando al xenófobo holandés Geert Wilders.

Pero la creadora original del término Eurabia es Bat Ye 'or, ensayista británico portavoz del lobby pro-Israel. He aquí cómo se presentó su libro "Eurabia - El eje euro-árabe": "Desde hace más de tres décadas, Europa planifica con los países de la Liga Árabe la fusión de las dos orillas del Mediterráneo. Por el "Diálogo Euro-Árabe", ha desarrollado una estructura de alianzas, y a menudo lealtades, con el mundo árabe. Europa sacrifica su independencia política, así como sus valores culturales y espirituales, a cambio de garantías (algunas un poco ilusorias) contra el terrorismo y los beneficios económicos que los países árabes le proporcionan. Si estos últimos suministran hidrocarburos a Europa, si le ofrecen mercados, no es sin imponer contrapartidas: exigen una apertura  continuamente creciente a su cultura, su lengua, su religión -el Islam- a sus emigrantes, que siempre quieren más numerosos. Se aprovechan de las condiciones del país de acogida con visos a mantener estos inmigrantes en su cultura de origen en lugar de facilitar su integración. Por último, la alianza euro-árabe se basa en una política común hostil a Israel y Estados Unidos. Es una estrategia de soborno de Europa que es así bien efectuada por los países árabes, con la complicidad activa de los órganos de gobierno europeos: la Comisión Europea pilota un poderoso dispositivo financiero sirviendo a esa política; ha desplegado una enorme tela mediática fabricando el "eurabe políticamente correcto"; ella reglamentó las instituciones escolares y universitarias, e incluso aún las iglesias, en esa empresa de desnaturalización de la identidad europea".

Resumamos esta tesis de Eurabia: los países árabes aplican un plan secreto de islamización de Europa y las élites europeas son cómplices. ¡Si no es una teoría de la conspiración, somos el Papa! Por tanto, es muy sorprendente constatar que los medios de comunicación tan elogiosos con Fourest se callen completamente sobre este concepto de Eurabia, piedra angular de su "pensamiento". Sin embargo, un análisis rápido permite encontrar ahí todos los criterios para la definición de una teoría conspiracionista según Hofstadter: 1. La conspiración dura varias décadas. 2. Lealtad a una potencia extranjera (el mundo árabe). 3. Europa sacrifica sus valores. 4. Los árabes imponen su lengua, su religión y sus valores. 5. El eje euro-árabe es hostil a Israel y Estados Unidos. 6. Los líderes de la UE dejan hacer o son cómplices. 7. Todo esto constituye una empresa para desnaturalizar la identidad europea.

El problema no se limita a Fourest. La web Conspiracy Watch se ha erigido también como "experta" del conspiracionismo para algunos medios de comunicación, los cuales olvidan mencionar que Reichstädt copia allí las tesis más racistas de los neoconservadores estadounidenses e israelíes.

Su padre espiritual, Pierre-André Taguieff, es a menudo presentado como un pensador, gran teórico de las teorías de conspiración. En realidad Taguieff violó groseramente la tabla de análisis de Richard Hofstadter, fusionándola con las prédicas islamófobas y belicosas de Daniel Pipes y Bat Ye 'or. De 2009 a 2013, Taguieff ha publicado sus numerosos "análisis" en el sitio dreuz.info. Este sitio islamófobo de extrema derecha ve en Obama un "anti-semita", que designaría por doquier a los "hermanos musulmanes", lo que sería normal dado su segundo nombre "Hussein" [25]. Se ve el nivel, ¡y estas personas nos dan lecciones sobre el conspiracionismo!

Así, Levy, Fourest, Reichstadt, Guyet se han instaurado como una verdadera policía del pensamiento único. Para sofocar cualquier cuestionamiento. A través de nosotros, lo que atacan en realidad es el derecho de todos los ciudadanos a informarse libremente. Obviamente, cuando se ven sus métodos de falsarios, uno debe realmente preguntarse ¿por qué tantos medios les recopian amablemente cuando esas acusaciones no se sostienen? ¿En interés de quién? Esto nos lleva a nuestra última pregunta...

4. ¿Los medios de comunicación hacen el juego al conspiracionismo?

Esta pregunta podrá parecer extraña puesto que los principales medios de comunicación no cesan de avisar contra del conspiracionismo. Pero ¿tal vez habría que echar un vistazo más de cerca? Algunos periodistas aman burlarse del público que se inclina a "creer cualquier cosa en Internet" y caer en el conspiracionismo. Este sentimiento de superioridad me parece desplazado. Por dos razones.

Primera razón: estos "grandes periodistas" ¿no han caído ellos mismos en muchas teorías de la conspiración?

- En Rumania, en diciembre de 1989, se anunció una fosa común de 4.632 víctimas de disturbios, muertos por balas o abiertos en canal con bayonetas. "Horrible fosa común de víctimas de los acontecimientos del domingo", dice Le Monde. "Carnicería", titula Liberación, "Cámaras de tortura donde, sistemáticamente, se desfigurarían con ácido las caras de los disidentes y líderes laborales", dice El País. "Ceausescu, enfermo de leucemia, tendría que cambiar su sangre todos los meses", dice la científica TF1. De hecho, esta gran conspiración de Ceausescu nunca existió como explicamos desde esas "revelaciones" y como los medios de comunicación tuvieron que reconocer dos semanas más tarde. [26] La fosa común era totalmente falsa.

- En 1990, estos mismos medios de comunicación anunciaron que Saddam Hussein, cuyas tropas invadieron Kuwait, había hecho volar todas las incubadoras de una maternidad en la ciudad de Kuwait, condenando a los bebés a una muerte horrible. Falso también.

- En 1999, justifican el bombardeo de la OTAN contra Yugoslavia por la existencia de un "Plan de Exterminio" serbio para vaciar Kosovo de sus habitantes albaneses. Esta conspiración sólo existía en la imaginación fértil de los asesores en comunicación del ministro alemán de la  Guerra Rudolf Scharping.

- En 2003, la invasión de Irak fue justificada por el hecho de que Saddam Hussein ocultaba armas de destrucción masiva (químicas y biológicas) que nos podrían amenazar. Falso también.

- En 2011, el bombardeo de Libia se justifica por el hecho de que Gadafi preveía exterminar a las poblaciones resistentes y ya habría matado a seis mil personas en unos pocos días. Falso otra vez.

Y podríamos añadir muchos otros ejemplos. En resumen, los grandes medios de comunicación dadores de lecciones han caído en todas las trampas de la propaganda de guerra de los últimos treinta años. Peor aún: censuraron nuestras informaciones cuando dimos la alerta. En resumen, se puede uno preguntar quien debería tomar lecciones de vigilancia.

La segunda razón para ser menos arrogante: ¿continuar defendiendo a capa y espada la versión oficial sobre las guerras, negándose a criticar sus propios errores y rechazando todo debate público sobre la fiabilidad de la información, los medios de comunicación dominantes no crean ellos mismos ese reflejo de desconfianza general que sufren hoy día?

• Cuando las revistas estratégicas de Estados Unidos o de otras potencias occidentales (Stratfor, Rand Corporation, Foreign Affairs, etc.) exponen una versión completamente opuesta a la que se cuenta a la opinión pública, ¿por qué los medios no hablan de ello? Un solo ejemplo, Georges Friedman, director de Stratfor (cercano al Pentágono): "Los acontecimientos de principios de 2014 en Ucrania (fueron) el golpe de Estado más flagrante de la historia". "Todo el Maidan (...) Los Estados Unidos han apoyado abiertamente el movimiento de los derechos humanos, incluido el aspecto financiero (...) Los rusos no han entendido lo que estaba pasando". "Estados Unidos no pretenden "vencer" a Serbia, Irán o Irak, les hace falta extender el caos, para evitar que esos países se vuelvan demasiado fuertes" [27]. ¡Si nosotros escribiéramos la mitad de eso, ya nos tratarían de conspiracionistas!

• Cuando el propio Obama afirma: "El liderazgo americano implica violentar la voluntad de los Estados que no hacen lo que queremos que hagan. (...) Los Estados Unidos cuentan con la fuerza militar y otros medios para lograr sus objetivos. (...) Somos el más grande, el país más poderoso de la tierra. Aceptamos esta responsabilidad. Mi administración es muy agresiva en sus esfuerzos para intentar resolver los problemas" [28]. Nos gustaría que los medios nos dijeran si Obama ¿es también un conspiracionista?

• Cuando los correos electrónicos de Hillary Clinton confirman lo que hemos dicho desde el principio, a saber, que el objetivo de Sarkozy era meter sus manos en el petróleo y el oro de Libia, nos gustaría que los medios nos dijeran si Clinton ¿es también una conspiracionista?

En mi opinión, estas dos razones (caer uno mismo en las teorías de conspiración y negarse al debate) significan que los medios de comunicación son a su vez responsables del aumento de la sensibilidad conspiracionista. Las personas tienen buenas razones para ser cautelosas, ¡se les ha engañado tantas veces y tantas personas inocentes murieron a causa de estas mentiras de los medios! ¿Se dirá que los periodistas no son los responsables, que eso viene de los asesores compinchados y sus manipulaciones? Probablemente, pero ¿por qué no poner en marcha una completa investigación y un debate sobre esas manipulaciones? ¿No habría que poner a la gente en guardia contra la propaganda de guerra que se repite cada vez? ¿Tratarles como adultos?

Al negarse a hacerlo, seguir informando como si se nos dijera siempre o casi siempre la verdad, los medios animan a la gente a buscar la explicación en otro lugar. Y visto que desafortunadamente no hay educación sobre los medios en las escuelas, es pues inevitable que parte de este público desconfiado caiga en las fantasías repetidas por Internet.

Pero, si los periodistas desconfiaran un poco más, no tendríamos el truco de las armas de destrucción masiva a cada guerra. En resumen, los medios de comunicación no son inocentes, son los primeros responsables de lo que deploran sin analizarlo con seriedad y sin ponerse en cuestión. A mi ver, el conspiracionismo es el hijo no reconocido de los principales medios de comunicación.

¿La única profesión que nunca se equivoca?

Lanzar a cada paso la etiqueta "conspiracionista" me parece una confesión de impotencia del periodista por temor a acometer un debate democrático sobre cómo la información puede ser manipulada desde arriba. Por desgracia, parece que esté prohibido a algunos periodistas admitir que estaban equivocados o fueron engañados. Como si esta fuera la única profesión que no comete errores jamás.

En realidad, ¿qué periodista nunca se equivocó? Pero las autocríticas son rarísimas. ¡No se puede correr el riesgo de bajar la audiencia y perder los ingresos de publicidad! Parecería que los medios se aplican la receta negacionista de Manuel Valls rehusando analizar las causas, es el eurojihadismo "Explicar, ya es un poco excusarse" [29]. ¡Práctico!

¡No se debate! Así, cuando el semanario L'Express - Le Vif consagra un informe al conspiracionismo, una "experta" en comunicación, Aurore Vande Winkel, recomienda no invitar jamás a "conspiracionistas" a la pantalla. Ni para rebatirlos porque "si lo hicieran,"contaminarían" (sic) a otros". Lo que los medios deben hacer es dar la palabra a expertos sumamente especializados que desmontarán sus argumentos uno por uno. (...) Debe ser una prioridad restablecer la confianza de la población en el gobierno y los medios de comunicación" [30]. En este caso, ¿no es el cajón del dinero el que habla? ¡Y qué desprecio por la gente, supuestamente incapaz de hacerse una opinión por sí misma entre dos puntos de vista! Pero, servicio público o servicio privado, ¡la gente os paga para que les informéis correctamente, no para repetir los comunicados de las autoridades!

Menospreciándolo, Henri Maler (Acrimed) lo considera como un fallo grave de los medios dominantes: "Muy raras son las investigaciones periodísticas que (…) en los principales medios, no se limitan a denunciar a los "cerebros enfermos" y tratan de responder a los argumentos considerados "conspiracionistas", dirigiéndose a vastas audiencias que dudan. Las explicaciones periodísticas, cuando existen, son difundidas por medios cuya audiencia es limitada. Ver conspiracionismo por todas partes impide a los periodistas enfrentarse a él cuando lo encuentran". Y propone otro método: "Para esas derrotas del periodismo, un solo remedio: ¡menos maldiciones y más periodismo!" [31].

El filósofo Lawrence Paillard piensa también que es esencial debatir sobre la información: "La crítica de los medios inspirada por la sociología es el mejor antídoto contra la teoría de la conspiración. Ella demuestra en efecto que la falta de pluralismo es consecuencia de una lógica de clase y no el resultado de un pacto secreto" [32].

¿Lógica de clase? La falta de objetividad de los medios de comunicación y su sumisión al orden establecido requieren ciertamente análisis sociológicos como los que Herman y Chomsky han mostrado brillantemente en Manufacturing Consent (La fabricación del consenso) en 1988 [33]. Los contenidos mediáticos son influenciados por cuatro factores principales: la propiedad de los medios de comunicación (en manos del 1%), la publicidad invasiva de las multinacionales (ídem), y finalmente el dominio -consciente o no- de la ideología dominante (también la del 1%).

No vamos a desarrollar aquí este análisis que llevamos a cabo en otros lugares. Pero conviene refutar la idea de que todo el problema vendría de la falta de tiempo de que los periodistas disponen para trabajar bien. Ciertamente, hay una presión de "¡siempre más rápido! ", pero no lo explica todo. Hay que distinguir dos categorías. Por un lado, los periodistas (la gran mayoría) a los que su jefe no les deja tiempo para trabajar bien, controlar, verificar, investigar. A estos, uno sólo puede compadecerlos: en la información-mercancía (es decir, la Información con soporte publicitario), no es "rentable" practicar el rigor que les enseñaron en (algunas) escuelas de periodismo.

Pero, por otro lado, también tenemos el periodista que hizo sus elecciones políticas, conscientemente, del lado del 1%, y que se cree un Dios-sabelotodo. Por ejemplo, en ArteTv, he aquí como Daniel Leconte presentó una gran velada para desenmascarar supuestos conspiracionistas: "Creíamos ¡saberlo todo. Pues bien, parece que estábamos equivocados [34].  "Saberlo todo", ¿esa es vuestra definición del buen periodista? Pero ¿no es eso exactamente lo contrario? ¿Buscar y hurgar en lo que no sabe para explicarnoslo bien? De hecho, a Leconte no le falta tiempo, le falta dignidad.

El mismo desprecio al ciudadano espectador se encuentra en Fourest. Así es como, en febrero de 2013, ella presentó su emisión "Los obsesionados con la conspiración" en France 5: "Ven conspiraciones por todas partes y han hecho de la manipulación por los medios de comunicación su única pantalla de lectura del mundo y de la actualidad. Estos son "obsesionados con la conspiración", estas tribus de internautas sometidos a mercenarios de la propaganda pasados a maestros en el arte de desinformar para ridiculizar las identidades y desacreditar a la democracia, a la vez que la prensa". Admiren las variadas trampas…

• "Tribus de internautas": salvajes en el fondo, pero afortunadamente, ¡una antropóloga escuchando sólo a su valor nos librará!
• "Internautas sumisos". Incapaces por lo tanto de pensar por sí mismos.
• "Manipulados" por "mercenarios". Por supuesto, Fourest no cita ningún nombre aquí para evitar un juicio que ella perdería. Simplemente, insinúa que las personas que no adoran la política de Washington o Tel Aviv son forzosamente vendidos. Traidores, se les llama.
• ¿Traidores a qué? "A la democracia". Que, como todo el mundo sabe, funciona admirablemente, los ciudadanos están todos encantados de que se escuchen sus necesidades.
• Y traidores también a "la prensa". Que todo el mundo también sabe, no ha dejado de decir la verdad sobre todas las guerras. Fourest se cuidará bien de no decir quién la paga por la difusión de sus mentiras.

Fourest no trabaja como periodista, sino como miembro de un grupo de presión. No busca la verdad, sino el rol de perro de guardia. Así que cuando se nos pone esa etiqueta de "obsesionado con la conspiración", cabrá siempre preguntarse quien habla, cuáles son sus antecedentes, qué intereses él o ella defiende. Será siempre necesario superar el juego de las etiquetas, comprobar los textos y analizar el fondo de las informaciones. Hacerse una opinión por sí mismo, no creer a nadie de palabra.

Conclusión
Resumamos nuestro análisis:
1. Sí, existen las conspiraciones. En la economía, en la política, en las guerras.
2. Pero no constituyen la explicación esencial del funcionamiento de nuestra sociedad. El conspiracionismo es un callejón sin salida que impide su comprensión.
3. Los obsesos con la "teoría de la conspiración" son una distracción para ocultar la falta de argumentos.
4. Los medios de comunicación, rechazando el debate sobre sus carencias, están haciendo el juego al conspiracionismo.

Investig'Action, al contrario, trabaja para proponer explicaciones que no sean simplistas, sino objetivas. Tener en cuenta la complejidad de las situaciones, extraer los intereses esenciales que se enfrentan, aclarar los métodos de desinformación que esconden estos intereses. Y exponer todo esto simplemente en un lenguaje accesible a todos. Porque la verdad está al servicio de la gente.

Fuente: Investig'Action
http://www.investigaction.net/?p=20138&preview=true

Notas:
[1] La responsabilidad de la CIA ha sido descrita en un informe interno The Battle for Iran hacia 1975, establecida por James Risen (New York Times) en 2000 y, finalmente, reconocida en ... 2009 por Obama en su discurso en El Cairo: "Los Estados Unidos desempeñaron un papel en el derrocamiento de un gobierno iraní elegido democráticamente".
[2] William Colby, director de la CIA (1973-1976) reconoció que la CIA había gastado siete millones de $ por requerimiento de Kissinger para "alimentar un clima propicio al golpe de Estado". 30 años de la CIA, 1978.
[3] Entrevista en Le Nouvel Observateur, 15 de Enero de 1998.
[4] Entrevista de Democracy Now, 2 de marzo de 2007.
[5] http://www.independent.co.uk/news/uk/politics/tony-blair-and-iraq-the-damning-evidence-8563133.html
[6] Michel Collon, Israel, hablemos!, Investig'Action, 2010, p 348.
[7] Michel Collon, ¿Yo soy o no soy Charlie?, Investig'Action, 2015, p. 232.
[8] Observatorio del neoconservadurismo, Hoftstadter y las teorías de conspiración, https://anticons.wordpress.com/tag/hofstadter/
[9] https://anticons.wordpress.com/2015/04/28/theorie-du-complot-comment-le-best-seller-de-richard-hofstadter-le-style-paranoiaque-fut-detourne-par-les-neo-conservateurs-12/
[10] http://www.liberation.fr/futurs/2013/12/04/cartel-des-taux-l-ue-inflige-17-milliard-d-euros-d-amendes-a-8-banques_964103
[11] Monthly Review (EE.UU.), Mayo de 1949.
[12] Michel Collon y Denise Vindevogel, 14-18, se cree morir por  la patria, morimos por los industriales (video), http://www.michelcollon.info/14-18-On-croit-mourir-pour -la.html
[13] https://bouamamas.wordpress.com/2016/01/01/de-lesprit-du-11-janvier-a-la-decheance-de-la-nationalite-chronique-dune-annee-de-regression-culturaliste/
[14] Jacques Pauwels, Gran negocio con Hitler, Aden, Bruselas, 2013. Kurt Gossweiler, Hitler, El irresistible ascenso? Aden 2006.
[15] Esta noche o nunca, https://www.youtube.com/watch?v=7a0VHV6_7os
[16] http://www.lepoint.fr/societe/au-memorial-de-la-shoah-hollande-pourfend-la-theorie-du-complot-et-le-negationnisme-27-01-2015-1899969_23.php
[17] www.bfmtv.com/international/bhl-victime-du-complotisme-en-tunisie-844100.html
[18] Fourest: También con el CEO de Total en marzo de 2012 y en Tel Aviv. http://www.ojim.fr/portraits/caroline-fourest/. GUYET: http://www.upr.fr/actualite/upr-parti-politique/qui-veut-nuire-a-lupr-dr-jekyll-mrs-hyde-lantifasciste-boutoleau-et-la-tres-americanophile-professor-guyet
[19] Carta de Enlace a Karim Fadoul. Ver también mi libro, Yo soy o no soy Charlie, Capítulo 9. ENLACE
[20] https://anticons.wordpress.com/2013/09/09/rudy-reichstadt-opportuniste-neo-conservateur/
[21] http://www.legrandsoir.info/analyse-de-la-culture-du-mensonge-et-de-la-manipulation-a-la-marie-anne-boutoleau-ornella-guyet-sur-un-site-alter.html Ver también : http://free.niooz.fr/ornella-guyet-l-archetype-de-la-desinformation-anticons-observatoire-du-neo-conservatisme-4198539.shtml
[22] François Ruffin, El aire de sospecha, Fakir, 10 de Septiembre de 2013.
[23] http://www.wsj.com/articles/SB110729559310242790
[24] Las razones para bombardear Irán, andrynoss.net, jiuin de 2007.
[25] http://www.dreuz.info/2009/06/08/article-32392664/ http://www.dreuz.info/2015/09/29/barack-obama-nest-pas-musulman-mais-comme-il-les-aime-regardez-sa-nouvelle-trouvaille

[26] Solidario (Bélgica), 10 de enero de 1990.
[27] Kommersant 19 de diciembre de 2014.
[28] Obama "Estrategia de Seguridad Nacional" Barack, EE.UU., 2015.
[29] https://jeanyvesnau.com/2016/01/11/manuel-valls-expliquer-cest-deja-vouloir-un-peu-excuser-comment-faut-il-entendre-le-premier-ministre/
[30] Express - Le Vif 6 de febrero de 2015.
[31] www.acrimed.org/Journalisme-contre-complotisme-des-imprecateurs-qui-se-prennent-pour-des
[32] "Operación Correa: una película antídoto a la teoría de la conspiración", Lawrence Paillard, La ZIndigné (s) Nº 24)
[33] Véase también nuestro ¡Atención medios!, 1992 (agotado).
[34] http://www.acrimed.org/Arte-et-la-theorie-du-complot-une-emission-de-propagande-de-Daniel-Leconte

- Ver más en: http://www.investigaction.net/es/conspiracionista-yo/#sthash.KFkr3KDd.dpuf


Traducido por Carles Acózar i Gómez para Investig'Action